2.2. Las manufacturas reales

Las Manufacturas Reales o Reales Fábricas fueron una serie de industrias creados por los monarcas del Antiguo Régimen que proliferaron por toda Europa durante el silgo XVIII siguiendo el modelo de la primera de ellas, la que ya conoces de la unidad anterior: la Manufactura Real de los Gobelinos o Real Fábrica de Tapices de Francia, fundada en 1662 por el ministro Colbert al servicio del rey Luis XIV.

Colbert instauró en Francia una política económica intervencionista que pretendía competir con las importaciones del exterior creando unos productos de calidad que primero, dotaran a la Casa Real de unos objetos de altísima calidad, a la vez que daban trabajo a los habitantes del país, mejoraban su imagen exterior y renovaban la precaria economía fundamentalmente agraria y ganadera que llevaba siglos instaurada en Europa. Con estas fábricas además se introducían avances técnicos, se mejoraban algo las condiciones laborales de los trabajadores y se estimulaba la economía de las zonas más deprimidas de los países.

El ministro Colbert

Real Fábrica de Tapices de Madrid

Real Fábrica de Vidrio de La Granja de San Ildefonso

El ministro Colbert

Imagen en Wikipedia de Dominio público

Real Fábrica de Tapices de Madrid

Imagen de Jalcaire en Wikipedia bajo Licencia CC

Real Fábrica de Vidrio de La Granja de San Ildefonso

Imagen de Zarateman en Wikipedia bajo Licencia CC

Estas revolucionarias ideas fueron retomadas por los Ilustrados europeos que veían en esta política económica pre industrial un gran avance no solo económico, sino social y cultural. El Estado era el encargado de construir los edificios, dotarlos de la mejora maquinaria existente hasta la fecha, de contratar y formar al personal que iba  a trabajar en ellas, usando no pocas veces el espionaje entre las manufacturas, pues a menudo se mandaba a ese personal a trabajar en otras manufacturas famosas para que volvieran contando los secretos que habían aprendido, así como de subvencionar esos productos mediante la supresión de los aranceles comerciales y de ayudar a propagar una buena imagen de ellos de manera que aristócratas, clérigos y miembros adinerados de la alta burguesía se animaran a consumir estos productos.

En España las Manufacturas o Reales Fábricas las introdujeron los monarcas de la dinastía Borbón que nos gobernaron tras la Guerra de Sucesión: hablamos fundamentalmente de Felipe V, Fernando VII, Carlos III y Carlos IV. 

Conocimiento previo

Aunque las mujeres no podían trabajar oficialmente en las manufacturas reales, en época de gran demanda como podía ser una coronación real, un enlace matrimonial o algún gran festejo, se les encargaba que realizaran labores de decoración de piezas en su casa y de manera extraoficial, vamos, que trabajaran en negro, se ganaran un dinerito extra y además colaboraran con la economía de su país. 

Las Reales Fabricas funcionaron más o menos bien durante el siglo XVIII, pero con la llegada de la nueva centuria y una política económica más liberal, las manufacturas reales comenzaron su decadencia que llevaron al cierre de la inmensa mayoría de ellas a lo largo del siglo XIX. Y es que no eran viables económicamente al existir poca demanda de estos productos de lujo así que  el Estado dejó de financiarlos y no podían competir con la llegada de productos del exterior, especialmente de las colonias americanas y africanas, que tenían un precio y un coste de producción mucho menor que la de estos productos nacionales. La mayoría de fábricas cerraron, fueron desmanteladas o destruidas en los sucesivos conflictos o se han reconvertido en otros espacios, como le sucedió a la Real Fábrica de Tapices que aunque mantiene una selecta y reducida producción de textiles, ahora es un centro para celebraciones.

Real Fábrica de tabacos de Sevilla, actualmente, Rectorado de la Universidad

Real Fábrica de Tabacos de Sevilla en 1901, actualmente Rectorado de la Universidad

Imagen en Wikipedia de Dominio público

Fueron muy famosas por la calidad de sus servicios la Real Fábrica de Mantelería de La Coruña, la de Armas de Toledo, la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, la Real Fábrica de Vidrio y Cristal de La Granja de San Ildefonso de Segovia. 

Reales Fábricas de Porcelana

La porcelana se convirtió en uno de los materiales predilectos del Rococó, y su abundante uso va desde decoraciones de paredes y suelos en los interiores, pasando por cómodas y mesas de delicadeza inigualables hasta exquisitas piezas de vajilla y ornamentación.

Este material fue inventado por los chinos y en el Barroco comienzan las investigaciones para producir este preciado y delicado material, que si recuerdas de la unidad anterior fueron los artesanos alemanes de Meissen los primeros en lograrlo. El proceso es muy largo y complicado: la porcelana es una pasta que se obtiene al mezclar caolín, que le da el aspecto blanco, silicato de aluminio y feldespato potásico en unas determinadas proporciones, cocerlo a una elevada temperatura de más de mil ochocientos grados y al enfriarse, terminar el proceso mediante el esmaltado, vidriado y dorado.

Fuente de porcelana de Sèvres, 1773

Pieza de porcelana de Alcora

Fuente de porcelana de Sèvres, 1773

Imagen de Siren-Com en Wikipedia bajo Licencia CC

Pieza de porcelana de Alcora

Imagen de Zaqarbal en Wikipedia bajo Licencia GNU

Tras la Manufactura real de Meissen, Francia creó famosas fábricas como la de Sèvres gracias al patrocinio de Madame Pompadour y la de Limoges, que aún en la actualidad siguen creando famosas piezas de porcelana muy demandadas por su calidad. Estas Manufacturas Reales sirvieron de inspiración a las Reales Fabricas españolas de Porcelana, como las de la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro, destruida durante la Guerra de la Independencia, la Real Fábrica de la Moncloa y la Real Fábrica de Loza y Porcelana de Alcora, en Castellón.

Actividad

Las Manufacturas Reales o Reales Fábricas fueron una serie de industrias ideadas por el ministro de finanzas de Luis XIV a mediados del siglo XVII. Colbert inauguró una política intervencionista que pretendía crear objetos de calidad que compitieran con las importaciones a la vez que modernizaba la economía de la nación creando manufacturas nacionales  que abastecieran las necesidades de la nobleza y el clero. En España se crearon importantes Reales Fábricas de la mano de los Borbones, como la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, de Porcelana del Buen Retiro y de Vidrio de La Granja. 

Pregunta de Selección Múltiple

Pregunta

Las Manufacturas Reales fueron ideadas por el ministro Colbert durante el reinado de: 

Respuestas

Luis XII

Luis XIII

Luis XIV

Retroalimentación

Pregunta

El papel del Estado en las Reales Fábricas era el de: 

Respuestas

Promover su creación y el consumo de sus productos

Subvencionar los costes de producción

Las dos respuestas anteriores son correctas 

Retroalimentación

Pregunta

El declive de las Reales Fábricas se debió a: 

Respuestas

Nueva política liberal y el fin del Antiguo Régimen 

Elevados precios que al final no pudieron competir con las importaciones

Las dos respuestas anteriores son correctas 

Retroalimentación

Pregunta

La Real Fábrica del Buen Retiro se especializó en: 

Respuestas

Textiles 

Porcelana 

Tabaco 

Retroalimentación

Pregunta

La Real Fábrica de La Granja de San Ildefonso fabricaba: 

Respuestas

Vidrio y Cristales 

Armamento 

Tapices 

Retroalimentación