Proyecto interdisciplinar que busca  poner en valor los tres referentes más representativos de la localidad: las playas, la Geoda gigante y la agricultura.

 

A través de actividades motivadoras, promoviendo el aprendizaje cooperativo y con el mar como elemento didáctico motivador, se muestra al alumnado a través del buceo contenidos de matemáticas y de física, además de la concienciación medioambiental con la posidonia.

 

Asimismo,  la geoda gigante, no  visitable y  única en el mundo, sirve para ver la diferencia entre vídrio y cristal, abordar dilemas morales, crear estructuras moleculares y redes cristalinas.

 

En la agricultura ecológica, se crea a partir de un gran número de materiales reciclados, un sistema acuapónico y se realizan actividades con Arduino.

 

Con todo ello se consigue mostrar que estos recursos educativos representan un elemento de cambio e innovación educativa, construyendo un aprendizaje más completo y significativo, a la vez que se adquieren las competencias para un desarrollo sostenible.