Compromisos de convivencia:

Un aspecto clave para la mejora de la convivencia y del rendimiento en los centros escolares es la implicación de las familias en el proceso educativo de sus hijos e hijas. Por ello es interesante establecer y afianzar canales de implicación y participación activa entre el centro y las familias.

Los compromisos de convivencia son acuerdos que se establecen entre el centro y las familias a fin de mejorar la integración y el rendimiento académico de un alumno o una alumna, y favorecer la mejora del clima de convivencia en el centro.

El compromiso de convivencia está indicado para el alumnado que presenta problemas de conducta o de aceptación de las normas escolares y tiene por objeto establecer mecanismos de coordinación entre las familias y el profesorado y otros profesionales que atienden al alumno o alumna, así como colaborar en la aplicación de las medidas que se propongan, tanto en el tiempo escolar como extraescolar, para superar esta situación.

El plan de convivencia concretará las situaciones en que podrá aplicarse esta medida, tratando siempre de potenciar el carácter preventivo de la misma y procurando que sirva para evitar situaciones de alteración de la convivencia o para prevenir su agravamiento.

Tanto las familias del alumnado como el profesorado que ejerza la tutoría podrán proponer la suscripción de compromisos educativos o de convivencia, de acuerdo con lo previsto en el proyecto educativo del centro.

Puede distinguirse entre:

Compromisos de prevención y colaboración, que fomentan la participación y la cooperación:

  • Para asumir principios de colaboración entre la familia y la escuela.
  • Para asumir el cumplimiento de una obligación determinada. 
  • Para focalizar esfuerzos en torno a un logro. 
  • Para establecer elementos de verificación de avance.
  • Para asegurar el cumplimiento de un pacto establecido entre la familia y el centro.
  • Para anticiparnos a posibles problemas.

Compromisos de intervención paliativa:

  • Ante conductas no deseables.
  • Ante falta de cuidados y atención por parte de las familias.
  • Para acordar cambios de actitudes.
  • Para establecer medidas alternativas a una sanción.
  • Como consecuencia de un proceso de mediación.
Procedimiento para la suscripción de los compromisos educativos y de convivencia

El procedimiento para suscribir compromisos educativos y de convivencia con las familias debe quedar establecido en el proyecto educativo del centro. Asimismo, debe recogerse el procedimiento para realizar el seguimiento por parte del Consejo Escolar del cumplimiento y efectividad de las medidas incluidas en los mismos. 

Los compromisos educativos y de convivencia se adoptarán por escrito, estableciendo las medidas concretas y la fecha y los cauces de evaluación de la efectividad de las mismas. También debe quedar constancia escrita de la posibilidad de modificar el compromiso en caso de incumplimiento por alguna de las partes o si las medidas adoptadas no dan el resultado esperado.

Una vez suscrito el compromiso de convivencia, el tutor o tutora dará traslado del mismo al director o directora del centro, que lo comunicará al Consejo Escolar.

El Consejo Escolar, a través de la comisión de convivencia, garantizará la efectividad de los compromisos de convivencia que se suscriban en el centro y propondrá las medidas e iniciativas a adoptar en caso de incumplimiento.

Buenas prácticas
Recursos en la red:
Portada recurso

Portal de Convivencia Escolar.
Consejería de Educación, Junta de Andalucía.

Portada recurso

Material para la mejora de la convivencia escolar: Compromisos de convivencia.
Consejería de Educación, Junta de Andalucía.

Normativa:

Consejería de Educación · Calle Juan Antonio de Vizarrón s/n, Edificio Torretriana · Isla de la Cartuja, 41092 Sevilla