Saltar la navegación

No dar la bola por perdida


Imagen de Pepe Ortuño bajo licencia CC

 

 

A lo largo del camino, habrá dificultades. Las condiciones personales, laborales o familiares pueden requerir puntualmente toda tu atención y dificultar tus metas a corto plazo. Son bolas de partido que no debes dar por perdida. Cada bola cuenta, cada esfuerzo suma. La meta se puede alcanzar sino pierdes de vista el largo plazo: ¡tu meta final!

Actividad de Lectura

Te proponemos escuchar un cuento titulado: "El cantor de ópera".

¿Quieres compartir con nosotros qué te ha sugerido esta historia? ¡Nos vemos en el Foro!