3. El análisis sintáctico de las oraciones subordinadas

Icono de iDevice

Importante

Para analizar una oración compleja (formada por una proposición principal y una o varias subordinadas) es aconsejable seguir los siguientes pasos iniciales:

  • Localizar los verbos, para saber cuántas proposiciones contiene la oración.
  • Buscar los nexos que establecen vínculos entre las subordinadas y la principal.
  • Delimitar cada una de las proposiciones componen la oración compleja e intentar determinar su tipo.
  • Analizar la oración principal, indicando la función que cumplen en ella las oraciones subordinadas.
  • Analizar, de manera independiente, cada una de las subordinadas.

Para ejemplificar todo lo que hemos visto a lo largo de este tema, vamos a analizar sintácticamente la frase "Por más que me lo digas, no me convencerás de que la opinión que tú tienes es la mejor" siguiendo los pasos descritos anteriormente.

Primer paso

Localizar los verbos: en la oración compuesta encontramos cuatro verbos que ejercen como núcleos de cuatro predicados diferentes. Tres de ellos están conjugados en segunda persona del singular, aunque en tiempos distintos: presente del subjuntivo ("digas"), futuro ("convencerás") y presente del indicativo ("tienes"). El cuarto es la forma "es", que corresponde a la segunda persona del presente del verbo copulativo "ser". La oración contiene, por todo ello, cuatro proposiciones diferentes.

 

Verbos
Segundo paso

Buscar los nexos: la frase contiene tres nexos distintos como vínculo de unión entre las proposiciones, por lo que podemos descartar que se trate de una oración compuesta por yuxtaposición. En efecto, encontramos la locución conjuntiva "Por más que", propia de las subordinadas adverbiales concesivas y, en dos ocasiones, la palabra "que", nexo habitual de las subordinadas sustantivas y de las subordinadas adjetivas. No hay tampoco, así pues, ninguna proposición coordinada en esta oración.

 

Nexos

 

Tercer paso

Delimitar cada proposición: la presente oración está compuesta por una proposición principal ("no me convencerás"), de la que dependen dos subordinadas: una concesiva ("Por más que me lo digas") y una sustantativa ("que la opinión que tú tienes es la mejor"). No obstante, en la última subordinada encontramos dos núcleos del predicado ("tienes", "es"), de lo que extraemos que, dentro de ella, hay otra nueva proposición: una subordinada adjetiva ("que tú tienes").

 

Proposiciones
Cuarto paso

Analizar la oración principal: una vez que hemos determinado todas las proposiciones que contiene la frase, tenemos que fijarnos ahora en la principal ("no me convencerás"). Está compuesta por un sujeto omitido ("") y un predicado en el que, además del núcleo ("convencerás"), encontramos el pronombre "me" en función de complemento directo. Dos de las tres oraciones subordinadas que señalamos antes tienen un rol sintáctico en el sintagma verbal de la oración: la subordinada concesiva ("Por más que me lo digas") actúa como complemento circunstancial y la subordinada sustantiva funciona como complemento de régimen ("de que la opinión que tú tienes es la mejor").

El adverbio "no" es un elemento extraoracional o periférico que no debe analizarse dentro del sujeto ni del predicado: es un modificador oracional o una marca de modalidad negativa.

Quinto paso

Analizar las subordinadas:  nos queda, por último, distinguir todos los sintagmas que forman cada una de las proposiciones subordinadas. La primera de ellas, está compuesta, además de por el nexo ("Por más que"), por un complemento indirecto ("me") y otro directo ("lo"); su sujeto elíptico es "". El análisis de la segunda subordinada es más complejo: cuenta con un sujeto ("la opinión que tu tienes") y un predicado constituido por el verbo "es" y el SN en función atributo "la mejor".

No obstante, el sujeto contiene una subordinada adjetiva especificativa ("que tú tienes") que funciona como complemento del sustativo "opinión". Esta proposición tiene una estructura sencilla: un sujeto ("") y un predicado en el que se distinguen un núcleo ("tienes") y un complemento directo ("que"; no olvidemos que el pronombre relativo siempre tiene una función en la subordinada).

 

Análisis sintáctico

(Haz click en la imagen para ampliar el análisis)

Según las relaciones sintácticas que se establecen entre sus componentes y dependiendo de su modalidad oracional, podemos definir las proposiciones de la siguiente forma:

  • "Por más que me lo digas": enunciativa afirmativa, activa, personal, predicativa, transitiva.
  • "No me convencerás": enunciativa negativa, activa, personal, predicativa, transitiva.
  • "que tú tienes": enunciativa afirmativa, activa, personal, predicativa, transitiva.
  • "de la opinión que tu tienes es la mejor": enunciativa afirmativa, activa, personal, copulativa.