¿Cómo se consigue la cohesión textual?

La cohesión es la propiedad de los textos que se relaciona con la forma en que, desde el punto de vista lingüístico, se conectan e interrelacionan sus elementos. Se refiere, por tanto, más al modo en que están construidos los textos que a su sentido, aspecto del que ya se ocupa la coherencia.
No obstante, está claro que una buena o mala cohesión influye necesariamente en la comprensión final de un texto y en que los conceptos que en él aparezcan estén bien o mal coordinados.
Hay dos tipos de procedimientos para lograr la cohesión textual:

 

Son los recursos que consiguen otorgar cohesión a través de las palabras y sus relaciones dentro del texto:

 

 

Son los recursos relacionados con la sintaxis, es decir, el modo en que palabras, frases, enunciados o párrafos se unen y cooordinan para formar un texto logrado. A este grupo de procedimientos pertenecerían los conectores textuales y los marcadores discursivos que vamos a estudiar.