Tema 4

UD4: Realización de técnicas previas al rasurado de la barba

1.-Análisis de la piel y el pelo para los procesos de barbería.

Antes de comenzar a rasurar la barba es necesario analizar tanto el pelo como la piel de la zona en la que se va a trabajar.

Existen ciertas características que se deben conocer:

- Las fibras colágenas son más abundantes en la piel masculina, por tanto es más firme, resistente y elástica.

- El hombre tiene más glándulas sebáceas, haciendo su piel más grasa.

- La piel masculina es más gruesa que la femenina.

- Existen más folículos pilosos en el rostro masculino, siendo el pelo más fuerte.

1.1.-Clasificación de la piel en función de su emulsión epicutánea.

La emulsión epicutánea es una capa protectora que tiene toda la piel, mejorando su permeabilidad e hidratación. Está compuesta por una mezcla de sebo (fase oleosa), sudor(fase acuosa) y células epiteliales. Dependiendo de la proporción de una sustancia u otra podemos clasificar la piel en:

  • Piel grasa: donde existe una mayor proporción de sebo que de sudor. La piel tiene un aspecto brillante, con un gran grosor, poros muy marcados, un tacto untuoso, pudiendo presentar acné o dermatitis seborreica.

  • Piel normal: en la cual hay un equilibrio entre sus dos fases. Tiene un aspecto mate con un tono rosado y un tacto aterciopelado. Los poros son visibles, pero no en exceso. Su grosor es medio.

  • Piel seca: ésta puede ser por falta de grasa ( piel alípica) o por falta de agua ( piel deshidratada). En ambos casos su aspecto es quebradizo y apagado, con un tacto áspero y suele ser una piel fina. Los poros son casi imperceptibles.

No siempre la piel está de forma pura, pudiendo encontrar en muchas ocasiones una piel mixta, con una zona media con mayor grasa que el resto.

También existen las pieles sensibles con un aspecto rojizo, un tacto rugoso, una piel excesivamente fina y muy frágil. Este tipo de piel debe ser cuidada con productos específicos antes y después del rasurado.

Al rasurar la barba quitamos la película hidrolipídica de la piel, haciendo que sea menos flexible. Por ello es necesario volver a renovarla usando productos cosméticos específicos.

1.2.- Aparatología de apoyo, luz de Wood, medidor de pH cutáneo, de hidratación y otros.

El análisis de la piel se puede hacer a simple vista o utilizando equipos de diagnóstico. Algunos de ellos son:

  • La lámpara de wood: es un aparato que emite una radiación ultravioleta, produciendo una fluorescencia según las características de la piel. Suele venir incorporada una lupa de aumento para mejorar la observación. Siempre hay que usarla a oscuras sobre la piel limpia, ya que los cosméticos o sus propias secreciones pueden alterar los resultados.

Una vez encendida se esperará unos minutos para que alcance su máximo poder. Después se observará la piel manteniendo la lámpara a unos 20 o 25 centímetros de la piel.

En el siguiente cuadro se indica el estado de la piel según su fluorescencia.

ESTADO DE LA PIEL

FLUORESCENCIA

Piel hidratada

Coloración violeta fuerte

Piel deshidratada

Coloración violeta pálido

Piel grasa

Coloración rosa o amarillo pálido

Piel normal

Coloración azul violaceo

Piel fina y poco queratinizada

Coloración muy oscura

Piel gruesa y muy queratinizada

Coloración muy clara o blanquecina.

Piel acnéica

Coloración verde pálido

Piel muy pigmentada

Coloración muy suave o débil

  • Medidor de pH cutáneo: El medidor de pH (potencial de hidrógeno)es un aparato que mide la acidez o alcalinidad de la piel. El pH típicamente va de 0 a 14 en disolución acuosa, siendo ácidas las disoluciones con pH menores a 7 y alcalinas las que tienen pH mayores a 7.

Hoy en día hay una gran variedad de medidores de pH, pero su funcionamiento es similar en todos. El cliente debe sujetar un electrodo, mormalmente en forma de barra, y en el otro electrodo, con forma de seta, se coloca un papel húmedo. Después de enchufa a la red eléctrica y se comienza a pasar por el rostro, registrando éste un valor.

  • Medidor de grado de hidratación: con él se conocerá la proporción de fase acuosa que tiene la piel. El estado óptimo de hidratación del estrato córneo es del orden del 13%, el cual condiciona las cualidades mecánicas y estéticas de la piel. Una piel bien hidratada es resistente, flexible y de aspecto agradable, luminosa, suave y lisa al tacto, su hidratación es el reflejo del equilibrio entre los aportes y las pérdidas de agua.

Primero se debe conectar, después se situará el sensor sobre la zona que se quiera examinar, y en unos segundos se tomará su lectura. Su valor varía de unas zonas a otras del rostro, por ello se debe realizar en diferentes partes.

  • Lupa: Es un aparato que tiene una lente de gran aumento con luz alrededor. Sólo se debe enchufar y se acercará al rostro del cliente. Con la lupa la observación visual será más efectiva.

  • Microcámara: Es una pequeña cámara que permite observar la piel en un monitor al que está enganchada, pudiendo verla casi de forma microscópica. Al igual que la lupa hace mucho más fácil la observación visual.

1.3.- El pelo de la barba y bigote.

EL pelo de la barba y bigote es aquel que recubre la zona media baja del rostro. Suele aparecer entre los 15-16 años de edad, producida por la acción de las hormonas sexuales masculinas (andrógenos). Su longitud y grosor va aumentando con la edad, llegando a presentarse como un pelo fuerte, grueso y abundante, variando en función de factores genéticos y hormonales.

1.3.1.- Características, implantación, dirección de crecimiento, dureza, grosor, densidad, entre otros.

Para poder realizar la técnica de rasurado idónea hay que observar varios factores como son:

  • Implantación: ésto es la inclinación del pelo con respecto a la piel de la que sobresale. Es sumamente importante conocer bien la implantación en cada zona de la barba y bigote, pues el rasurado debe ser en el mismo sentido de su nacimiento.

  • Dirección de crecimiento: siempre vendrá en función de la implantación del pelo. Es decir, si el nacimiento va hacia el lado derecho, la dirección del pelo será hacia el lado derecho. Lo normal es que las direcciones de la barba y bigote sean las mismas en cada persona.

ZONAS

DIRECCIONES

PATILLAS

Van en sentido descendente girando hacia el cuello pasada la oreja.

MEJILLAS

Descienden inclinándose hacia dentro poco a poco, hasta llegar a la mandíbula.

MENTÓN

Este pelo se dirige en sentido descendente hacia el cuello.

BIGOTE

Se inclinan progresivamente hacia la comisura de los labios, quedando la zona central hacia abajo.

  • Dureza: La barba nace en la pubertad con poca dureza, siendo una barba fina, poco poblada y suave, pero va adquiriendo dureza con los afeitados, necesitando productos para reblandecerla en la edad adulta.

  • Densidad: La barba masculina está compuesta aproximadamente por unos 20.000 pelos, pudiendo ser más o menos poblada. No todos los hombres tienen igual densidad en toda la barba, pudiendo tener zonas más despobladas.

  • Grosor: El grosor del pelo es el diámetro de éste. En general la barba de los hombres nace menos gruesa y se va engrosando progresivamente con la edad.

  • Remolinos: Es imporatante comprobar si la barba y bigote tienen remolinos, ya que el nacimiento del pelo varía, y por tanto la dirección del rasurado. Habrá que tener especial cuidado con los remolinos, ya que se deben hacer pasadas con la navaja en distintas direcciones para que quede con total perfección.

1.4.- Alteraciones de la piel y del pelo de la barba y bigote. Irritaciones, acné, foliculitis, elevaciones epidérmicas y otros.

Las alteraciones de la piel de la barba y bigote suelen ser causadas por las glándulas sebéceas, las glándulas sudoríparas o por el mismo folículo piloso. Entre las alteraciones más comunes se pueden destacar:

  • Irritaciones: Es la alteración más común. Son producidas por el arrastre mecánico de la cuchilla sobre la piel. Se presentan con un aspecto rojizo y en ocasiones con descamación. Con aplicar un cosmético pre-afeitado antes y post-afeitado una vez finalizado será suficiente para tratarlo.

  • Acné: Es una alteración que se da sobretodo en la pubertad. Son granos en la piel que hacen muy difícil el afeitado, ya que cuando sobresalen se cortan junto con el pelo, produciendo heridas. También aparecen comedones negros que dan un mal aspecto estético. Para tratarlo hay cremas y jabones específicos, y se debe tener mucha limpieza en la zona.

  • Foliculitis: Es una infección producida por bacterias al folículo pilosebáceo. En ocasiones se produce de forma aislada en un pelo, pero se puede contagiar al resto. Aparece como una inflamación roja con un bulto blanco en el centro con pus dentro. Es muy doloroso y habitual en la barba y bigote, debido al traumatismo mecánico que supone el afeitado. Su tratamiento es médico. En ocasiones llega a evolucionar a un forúnculo, necesitando casi siempre, tratamiento quirúrgico.

  • Elevaciones epidérmicas: dentro de este apartado se encuentran los impétigos, que son infecciones que se contagian y tienen un aspecto abultado, como ampollas en la piel, con la zona central amarronada o amarillenta. Su tratamiento es médico; y la pseudofoliculitis, que es una inflamación de la barba por un mal afeitado, ya sea por un exceso de apurado o por un rasurado a contrapelo. Puede llegar a provocar una foliculitis. La mejor prevención es corregir la forma del afeitado o dejar la barba larga durante un tiempo.

  • Tiña: Está producida por hongos dermatofitos, provocando una inflamación con descamación en la zona. Después aparece una costra dejando la zona sin pelo. Esta pérdida del pelo es reversible una vez tratada la infección. El tratamiento es con antibióticos y antisépticos.

  • Alopecia areata: Es una pérdida de pelo en alguna zona concreta, teniendo una forma redondeada. A veces el pelo no desaparece del todo, pero es muy fino y débil, casi imperceptible.Su origen no se sabe con certeza, parece ser un trastorno autoinmune del organismo contra el mismo folículo piloso. Lo que si se conoce con certeza es que se agrava con estados de tensión y estrés. Su tratamiento es médico, a través de corticoides.

  • Dermatitis seborréica: Como ya se ha mencionado antes, las glándulas sebéceas masculinas segregan más sebo que las femeninas, provocando dermatitis seborréicas sobre la barba y bigote, dando un aspecto rojizo a la piel, con descamación. Su tratamiento es estético, aportando productos cosméticos que regulen la grasa, mejoren la fricción de la cuchilla sobre la piel y reblandezcan el pelo.

2.- Preparación, atención y protección del cliente. Acomodación del cliente. Lencería adecuada, capa, paño desechable, entre otros. Precorte de barba o bigote.

Para que el proceso de arreglo de barba y bigote quede en óptimas condiciones, habrá que tener muy en cuenta la atención que se le proporcione al cliente. Esta atención comienza en el momento que el cliente entra por la puerta o llama por teléfono para pedir una cita. Es importante no olvidar la atención telefónica.

Pautas para una correcta atención.

  1. El primer contacto con el cliente en recepción debemos terminarlo conociendo sus demandas. En ocasiones hay que aconsejarle sobre mejores opciones o ideas.

  2. Si el cliente debe esperar habrá que indicarle el tiempo estimado o darle una cita para otro día.

  3. Se guardará en un armario sus objetos personales, como abrigos, bolsas, paquetes,...sin coger cosas que él no quiera, como por ejemplo un bolso.

  4. Si debe esperar, se le acompañará a la zona de espera y se le proporcionarán revistas o periódicos para hacer su espera más grata.

  5. Una vez que se le pase a la zona de trabajo se le protegerá adecuadamente, evitando mantener distancias muy cercanas, ya que un acercamiento produce tensión al cliente.

  6. Finalizado el trabajo, nos aseguraremos que el cliente está contento con el servicio prestado y se le devolverán sus objetos personales.

  7. Por último, se le despedirá amablemente ayudándole a colocarse el abrigo o chaqueta si la tuviese.

En la atención telefónica, es de gran importancia el tono que se utilice. Éste debe ser suave y cálido, pronunciando claramente y sin prisas, con un volumen adecuado y sin entablar conversaciones simultáneas.

Preparación y protección del cliente.

Existe un protocolo para preparar y proteger al cliente en el proceso de arreglo de barba y bigote. Se le protegerá de la caída accidental de agua, productos cosméticos y pelos.

Estas son las normas a seguir:

  1. Sentarlo en un sillón cómodo, reclinable, regulable en altura y con reposabrazos, reposapies y reposacabezas.

  2. Proteger sus ojos con unas gafas o unos algodones, evitando que salten pelos sobre ellos.

  3. Proteger su ropa colocando una toalla que cubra todo el contorno del cuello, introduciendo un poco por dentro de la ropa.

  4. Colocar después una capa de corte, bien ajustada al cuello. Previamente se pondrá un pañuelo de papel o un papel de cuello, quedando sujeto con la capa.

2.1.-Acomodación del cliente.

La distribución del mobiliario debe estar relacionada al tipo y tamaño del local. Los sillones de barberos son los indicados para realizar este tipo de procesos. Debe haber 1 metro de separación entre un sillón y otro, para que los profesionales puedan trabajar cómodamente sin molestarse.

El respaldo debe tener un ángulo de 45 grados, manteniendo la cabeza apoyada sobre el reposacabezas. Los pies deben quedar apoyados en el reposapies, al igual que los brazos en el reposabrazos.

El profesional debe estar a la altura del rostro. Normalmente sentado/a en un taburete con ruedas y regulable en altura. La zona de trabajo debe estar limpia y con todo el material a mano, estando en perfecto estado de uso.

Se mantendrá cómodo y relajado al cliente, evitando movimientos bruscos y tonos altos de voz, en un sillón de barbero, con una capa de corte que cubra la mayor parte del cuerpo del cliente, bien ajustado al cuello, y con una toalla debajo, evitando manchas antiestéticas y desagradables.

2.2.-Lencería adecuada, capa, paño desechable, entre otros.

Dentro de la lencería se pueden utilizar materiales desechables o lavables. Hoy en día se utilizan cada vez más la lencería desechable, ya que es mucho más higiénica y cómoda. Hay que tener en cuenta que una vez usada se tirará a un contenedor específico para este material. La lencería que utilizamos para el arreglo de barba y bigote es:

  • Capas de corte:para no ensuciar al cliente de pelos. Deben proteger al menos hasta las rodillas y quedar ajustada al cuello. Existen de diferentes materiales, pero todas las capas reutilizables deben lavarse en lavadoras con agua caliente para desinfectarlas.

  • Protector de cuello: es un papel que rodea al cuello y se sujeta con una pequeña tira de pegamento adherida a un extermo. Se coloca bajo la capa de corte, quedando una parte por debajo y otra por encima, alrededor del cuello. Este protector evita que entren pelos hacia la ropa por el cuello. Vienen en un rollo y son de un solo uso.

  • Pesas: Se utilizan para sujetar la capa de corte y que no se mueva. Se colocan sobre los hombros por encima de la capa y se sujetan por efecto de un imán que llevan en sus extremos.

  • Batas: la utliza el profesional, para que no se introduzcan pelos en la ropa y evitar enfermedades específicas de la profesión, como el enquistamiento pilífero.

  • Toallas: de diferentes tamaños, ya que se necesitan más grandes para colocarlas sobre la ropa, y más pequeñas para realizar trabajos como aplicación de toallas húmedas sobre el rostro.

  • Capas de tintes: son capas de plástico, normalmente desechables. Se deben colocar alrededor del cuello cuando se vaya a realizar el proceso de tinción de la barba o bigote, evitando manchas antiestéticas sobre la ropa por salpicaduras.

  • Paño: es un trapo que suele ser de algodón con forma rectangular. Se coloca sobre el pecho del cliente, rodeando el cuello. En él el profesional limpia su navaja. Por supuesto se coloca sobre la capa de corte. Siempre que sea de algodón será desechable, pero si es de otro material, celulosa o tela de toalla por ejemplo, se podrá lavar.

2.3.-Precorte de barba o bigote.

Antes de realizar el rasurado de barba y bigote se debe observar su longitud. Si ésta es excesivamente larga se realizará antes el corte, dejándola más corta y pudiendo trabajar mejor. El precorte se realiza con una máquina de corte, sin peine, dejándola lo más corta posible para que el rasurado de después no de tirones.

Si lo que queremos es arreglar la barba y el bigote sin rasurar se debe hacer el precorte en función de la forma deseada. Quitando los extremos de la barba que se desean eliminar y dejando con menor espesor las zonas que se desean reducir.

3.-Tratamientos estéticos previos al rasurado.

La fricción de la cuchilla sobre la piel del rostro causa efectos adversos, como cortes e irritaciones. Por ello es recomendable la realización de tratamientos estéticos previos al rasurado.

Se recomienda exfoliar la piel e hidratarla, preparandola para el proceso, evitando lesiones con ello.

3.1.-Tipos, descripción y pautas de realización. Limpieza, hidratación y exfoliación.

  • Tratamiento de higiene.

    Se realiza una limpieza superficial para desprender todo residuo de la piel. Se aplica sobre el rostro el cosmético adecuado, normalmente en gel. Se dan suaves movimientos rotatorios sobre la piel para emulsionar el producto. Por último se retira con agua y se aplica un tónico.

  • Tratamiento de exfoliación.

    Con este tratamiento se consigue una hidratación profunda, eliminando las células muertas y restos de suciedad de la capa córnea. Es muy aconsejado en pieles grasas y mixtas, sobretodo en la zona de la barba, ya que se levantan los pelos evitando enquistamientos.

    Después de una exfoliación la piel se queda más suave y lisa, ayudando así al rasurado. Se desaconseja en pieles irritadas.

    La forma de aplicación varía en función de la técnica y el cosmético, pero como norma general se aplica el producto sobre la piel con una brocha y se da suaves movimientos giratorios, entre 3 y 5 minutos, con los dedos o aparatos, como el cepillo cutáneo. Después se aclara con agua y una esponja, para terminar pulverizando sobre la piel un tónico, normalmente relajante. En ocasiones el tratamiento de exfoliación se combina con la aplicación del vapor ozono, sobretodo en pieles grasas donde hay muchos comedones.

    La exfoliación se debe realizar con maniobras en sentido ascendente, siguiendo la dirección de los músculos, y se realiza con mayor incapie en zonas donde se acumula más la suciedad, como en la frente, aletas de la nariz, mejillas y barbilla.

  • Tratamiento de hidratación.

    Se utiliza para flexibilizar la piel, creando una barrera que protege a la piel tanto de agentes contaminantes como del roce del filo de la navaja. No sólo se utiliza con este fin, también retarda la formación de arrugas, evita la sequedad y deja una piel más tersa y suave.

    Se realiza después de una limpieza, ya sea superficial o profunda. Se suele presentar en forma de mascarilla que se aplica sobre el rostro con ayuda de una brocha facial o con las mismas manos. Se pone por toda la cara dejando las orbitas de los ojos libres de producto. Hay que dejarla actuar de 10 a 15 minutos( el tiempo varía según la casa comercial) y aclarar con una esponja empapada en agua.

3.2.-Cosméticos adecuados al tipo de piel y tratamiento.

Los productos cosméticos que se utilizan en los tratamientos estéticos previos al rasurado varían en función al tipo de piel.

  • Para pieles grasas, tratan el exceso de sebo y eliminan los puntos negros.

  • Para pieles sensibles, no tienen un gran poder limpiador, pero están formulados para que sean menos irritativos.

  • Para pieles secas, aquí depende de si la piel es seca por falta de grasa (alípica)o por falta de agua (deshidratada). Están formulados con sustancias que regulen la emulsión epicutánea.

En los tratamientos de higiene se utilizan cosméticos para limpiar la piel. Suelen ser leches limpiadoras (emulsiones de grasa y agua con consistencia cremosa) o geles limpiadores (emulsiones con una consistencia más espesa); tónicos para completar la limpieza de la piel (soluciones acuosas o hidroalcohólicas que refuerzan la acción limpiadora a la vez que actúan como calmantes).

Los tratamientos de exfoliación se realizan con cosméticos exfoliantes con gránulos de diferentes tamaños, que ayudan a la limpieza de la piel, pero de forma más profunda ya que eliminan las impurezas de la capa más superficial eliminando las células muertas y dejando la piel muy lisa.

Los cosméticos que se utilizan en el tratamiento de hidratación suelen ser sobretodo mascarillas más o menos pastosas, aunque también se usan cremas fluidas. Están compuestas por sustancias emolientes cuyo principal objetivo es suavizar la piel e hidratar el pelo, dejándolo más blando para el paso de la navaja.

Todos estos cosméticos están formulados para la piel masculina que es más firme, resistente , gruesa y elástica que la de la mujer. Además tanto el perfume como el color debe ser adecuado para el hombre.

El criterio de selección del producto cosmético se hará en función al tipo de piel, la dureza del pelo y el tratamiento a realizar.

3.2.1.-Pautas de utilización y conservación.

Los cosméticos deben utilizarse correctamente para alcanzar un alto grado de satisfacción. Para ello hay que seguir unas pautas de utilización:

  • Cerrar los cosméticos después de su uso para que no pierdan eficacia y no se introduzcan microorganismos.

  • Sacar el producto con una espátula, nunca introducir los dedos para evitar su contaminación.

  • Si observamos alguna variación en las características del cosmético (olor, color, textura...) se desechará.

  • No usar ningún producto con la fecha de caducidad pasada.

  • Nunca se devolverá producto sobrante al envase.

  • Se deben leer las instrucciones de uso del fabricante y usarlo según éstas.

  • No usar ningún producto que tenga su embalaje deteriorado.

Desde que el producto cosmético se fabrica hasta que se utiliza, éste pasa por muchos lugares. Para mantenerlo en perfecto estado de uso se debe conservar adecuadamente.

  • Deben estar guardados en lugares frescos pero no húmedos.

  • Se colocarán los de menor fecha de caducidad delante.

  • No deben estar expuestos a altas temperaturas ni a rayos de sol de forma directa.

  • La zona de almacenamiento debe estar limpia de polvo.

  • El etiquetado debe estar en perfecto estado para ser leido.

4.-Masaje preafeitado, características y técnicas de realización.

Se realiza un masaje facial en el rostro antes del afeitado para mejorar la circulación sanguínea, activar la renovación celular y descongestionar la piel liberando al cliente de la tensión, consiguiendo que los músculos del rostro se relajen.

Se debe realizar cuando se aplica el cosmético para hidratar y ablandar el pelo. Es la primera toma de contacto con el cliente, por tanto el masaje será la primera impresión de nuestra profesionalidad.

El masaje se realiza con la palma de las manos y la yema de los dedos, con movimientos ascendentes desde el centro hacia los extremos. Se trata toda la zona, pero se hará más incapie en la zona donde hay pelo(barba, bigote y perilla).

MANIOBRA

EFECTO

Frotaciones

Sedante, relajante y descongestivo.

Fricciones

Tonificante, activando la circulación de la sangre y oxigenando la piel.

Amasamientos

De drenaje y descongestivo. Mejora la eliminación de reservas de grasa.

Palmoteos

Reafirmantes y tonificantes. Mejora la nutrición celular.

Las frotaciones son suaves pases con la palma de la mano o la yema de los dedos pausadamente. Es la primera y última maniobra.

Las fricciones se realizan de forma más profunda. Con la yema de los dedos se realizan movimientos circulares y dependiendo del ritmo y la intensidad pueden ser relajantes o estimulantes.

Los amasamientos se hacen con los nudillos, con mayor o menor intensidad dependiendo de la zona a tratar. Se moviliza los músculos con compresiones y descompresiones.

El palmoteo son pequeños golpecitos sobre la piel. Se comienza con intensidad suave y se va aumentando progresivamente.

Se finaliza con frotaciones suaves para perder el contacto.

Cada maniobra se debe realizar de 3 a 5 veces y los pasos a seguir son:

  1. Depositar el producto en nuestras manos.

  2. Aplicar el cosmético sobre el rostro.

  3. Comenzar a realizar las maniobras por el labio superior.

  4. Seguir por la mejillas, siempre usando ambas manos al unísono en cada lado.

  5. Cuello, desde la mitad inferior hacia arriba.

  6. Proseguimos por el mentón.

  7. Después ascendemos hacia la zona de los temporales.

  8. Y finalizamos retirando el producto sobrante con una toalla caliente.

4.1.-Cosméticos ablandadores del pelo.

Los cosméticos para antes del afeitado tienen la finalidad de ablandar el pelo de la barba y el bigote. Además lo mantienen erecto y lubricado mejorando el rasurado.

Mecanismo de acción: hibratan y lubrican la capa córnea a la vez que disminuyen la dureza de la queratina del pelo.

Están compuestos por sustancias humectantes ( glicerina...) y lubricantes( polímeros, siliconas...) y se presentan en forma de emulsiones, gel y lociones.

Criterios de selección: según el tipo de piel que tenga el cliente y la dureza del pelo se usarán los diferentes productos que existen en el mercado. Hoy en día hay una gran variedad, por ejemplo, para pieles sensibles hay productos formulados con sustancias poco agresivas y para pieles acnéicas hay productos que llevan ácido salicílico.

5.-Técnicas específicas preafeitado.Tipos, paños calientes, vapor, fomentos y otros.



Antes de realizar el rasurado de la barba y el bigote debemos preparar el pelo y la piel, mejorando los resultados e intentando agredir lo menos posible la piel.

Como ya se ha comentado, hay que quitar longitud a la barba si ésta es muy larga, ya que los productos cosméticos que se aplican antes del rasurado no llegan hasta la base del pelo, por tanto no lo consiguen ablandar lo suficiente, y además no llega a la piel.

Hay diferentes tipos de técnicas específicas para antes del afeitado. Vamos a ver las más comunes.



  • Paños calientes

Se puede realizar con agua caliente o con vapor. En ambos casos se coge una toalla pequeña y se coloca sobre el rostro del cliente presionando, sin exceder, por los extremos. Con esta técnica se ablanda el pelo y se relajan los músculos faciales.

  1. Paños calientes con agua: se moja una toalla en agua caliente y se quita todo el exceso de agua escurriéndola muy bien.

  2. Paños calientes con vapor: la toalla se mete en un aparato que calienta las toallas. Hay que tener cuidado ya que pueden salir excesivamente calientes, provocando malestar al cliente por un calor excesivo.

La toalla se quitará cuando se haya enfriado.



  • Vapor

    Se utiliza un aparato llamado vaporal,el cual desprende vapor de agua. Se debe reponer el depósito con agua destilada o desionizada, enchufar a la red eléctrica y accionar el interruptor para que vaya calentando. Cuando comience a salir vapor se colocará a unos 30 o 40 centímetros del rostro, cubriendo los ojos con un algodón empapado en agua. El tiempo de exposición varía de entre 5 a 15 minutos, dependiendo del tipo de piel y la dureza del pelo. Una vez finalizado se secará la cara con pañuelos de papel desechables.

    Gracias a esta técnica la piel queda hidratada y el pelo mucho más blando.

  • Fomentos

    Se realiza con dos toallas pequeñas. Una de ella se sumerge en agua hirviendo, dejando los extremos fuera para poder sujetarla sin quemarnos. Después se escurre bien, se dobla y se introduce en otra toalla seca que se doblará dejando la húmeda dentro. La toalla seca es la que se coloca sobre el rostro, la cual está caliente por efecto de la toalla húmeda introducida dentro.



5.1.- Criterios de selección de técnicas.



Antes de usar una u otra técnica hay que tener en cuenta:

  • la piel del cliente. La dureza, las alteraciones (telangiectasis, rosácea...), heridas...

  • la dureza del pelo de la barba y bigote, así como el grosor y la longuitud.

  • Las instalaciones. No es lo mismo estar en una habitación individual y amplia donde se puede usar el vaporal sin problemas, que estar en un sillón donde al lado están realizando un corte de cabello.

  • Los aparatos de los que se dispongan. No en todas las barberias hay una máquina para calentar las toallas, ya que es grande y cara.



5.2.-Indicaciones y precauciones.



El uso de las técnicas preafeitado provoca una serie de efectos sobre la piel, los músculos, las fibras y la queratina del pelo.

  • Provoca una sedación en las terminaciones nerviosas y relajación en las fibras musculares, por lo que está indicado para relajar los músculos faciales.

  • Mejora la secreción de las glándulas sebáceas y sudoríparas, aumentando así la hidratación de la piel.

  • Ablanda el pelo facial gracias a que cambia, de forma temporal, la estructura queratínica del pelo.

  • Provoca un aumento del riego sanguíneo gracias a la hiperemia, mejorando también la penetración de cosméticos en la piel, la eliminación de sustancias de desecho y la oxigenación de la piel.

  • El vapor está indicado para pieles grasas o acnéicas, con comedones, y para pelos muy duros.



Hay que tener precaución con el calor en ciertos casos:

  • Pieles con problemas circulatorios.

  • Pieles sensibles y/o muy finas.

  • Heridas abiertas o de reciente cicatrización.

  • A la hora de escurrir las toallas y de ponerlas sobre la piel del cliente se debe tener mucho cuidado para no quemarnos ni nosotros ni al cliente.

  • El vapor hay que aplicarlo a una distancia de 30 o 40 centímetros del rostro para no quemar, cubriendo los ojos.

  • En pieles con problemas circulatorios se aplicará siempre con una temperatura media.