Skip navigation

1.4.- Elementos de Evaluación

Importante

A partir del curso 2018-19, se ha cambiado parcialmente el diseño de los elementos de evaluación (EdE). Se distingue entre EdE de Práctica y EdE de Producción.

Los EdEs de producción siguen el espíritu de las tareas anteriores mientras los de práctica son, como su nombre sugiere, para practicar ciertos aspectos que el alumnado debe poner en uso en los EdEs de producción (tareas).

Podríamos definir la tarea como un trabajo que realizar usando habilidades previas y adquiridas, que demuestra la adquisición de competencias y conocimientos. En su resolución, el alumnado debe relacionar con lógica los contenidos, usándolos gracias a capacidades básicas previamente adquiridas y a capacidades específicas en desarrollo.

El diseño de las tareas es una de las cuestiones más complejas y sin duda la más importante de todas las que comprende la elaboración de este material didáctico, puesto que es en la realización de las mismas donde verdaderamente tiene lugar el proceso del aprendizaje.

Desde esta perspectiva, las tareas pasan a ser el centro alrededor del cual deben gravitar el resto de los elementos de trabajo: contenidos, recursos, prácticas, autoevaluaciones, etcétera, que sólo tendrán sentido en la medida en que sean necesarios para la construcción de la producción que se le demanda al alumnado en la tarea.

Dependiendo de la ensañanza cada materia tendrá un número y tipo de EdEs que poner en liza.

Distinguimos:

Prácticas

¿Qué sería un EdE de práctica?

  • Sirve para recordar, practicar el uso de elementos más procedimentales (uso de tiempos verbales en idiomas, resolución de problemas en matemáticas, unir imágenes con épocas en sociales,etc.)
  • El alumno o alumna puede ejercitarse a base de repetición de unos ejercicios resueltos que toma como modelo.
  • Debe preparar al alumnado lo suficiente para poder llevar a cabo los EdEs de producción
  • Puede ser un cuestionario, una serie de ejercicios, actividades, uso de simuladores o tener otro formato

Tareas de producción

¿Qué sería un EdE de producción?

  • Recoge algunos objetivos fundamentales de la materia en el trimestre.
  • Se basa en los criterios de evaluación y pone en juego las competencias básicas.
  • Para la resolución de la tarea el alumnado debe comprender los contenidos del tema, unidad o bloque. La comprensión y capacidad de relacionar esos contenidos deben ser la base necesaria (pero no suficiente) para su resolución.
  • Se ha de partir de las experiencias, ideas, concepciones e intereses del alumnado, la tarea debe estar vinculada con el entorno y la realidad del alumnado.
  • La tarea debe fomentar sobre todo la creatividad del alumnado.
  • Se puede planificar como la elaboración de un proyecto de trabajo, siendo la construcción de una producción final el objetivo principal.

  • No se deben dejar las tareas demasiado abiertas. Debemos dejar muy claro lo que estamos pidiendo al alumno/a que haga. A veces, resulta de utilidad proporcionar plantillas que guíen al alumno en la producción que debe realizar.
  • Se debe concretar una rúbrica de evaluación donde el alumnado conozca el peso que la adquisición de las diferentes competencias en juego va a tener dentro de la tarea.

Una tarea de EdE no sería...

  • Una colección de ejercicios.
  • Actividades que consistan en la repetición o búsqueda de parte de los contenidos (para ello se utilizarán las prácticas).
  • No abarcaría todos los contenidos del trimestre.
  • Más largo, sino más complejo en la cantidad de competencias y objetivos.

Tareas colaborativas

Debe haber, como mínimo, un EDE colaborativo por curso. Los EdEs colaborativos reúnen las siguientes características:

  1. Sirven para complementar objetivos con actividades colectivas.
  2. En estos EdEs pueden intervenir uno o más materias. En el segundo caso, la calificación puede contribuir a la calificación de todas las materias implicadas.
  3. El resultado es publicado y compartido.
  4. Dentro de lo posible, debe ser realmente colaborativo y no simplemente sumativo. Poner un comentario en un un foro, haciendo caso omiso a lo que han hecho los demás compañeros no es colaboración; pedir que comente el trabajo de otro para mejorarlo, sí lo es.
  5. Se puede participar de dos formas, según esté diseñado el EdE:
  • O bien aportar una contribución individual a un producto colectivo.
  • O bien formar parte de un grupo de trabajo que realiza la actividad de forma coordinada y colaborativa.

Actividades de lengua

En la enseñanza de Idiomas se diseñan tareas asociadas a las diferentes destrezas:

Tareas hechas en exelearning y publicadas en Agrega:

  • Producción y coproducción de textos orales (monólogo y diálogo): producción oral de diálogos y monólogos en el idioma correspondiente.
  • Producción y coproducción de textos escritos: producción de dos textos en el idioma correspondiente.
  • Mediación: traducción de textos, simplificación de textos orales y escritos, etc.

Tareas en formato cuestionario moodle:

  • Comprensión de textos escritos: lectura de un texto y preguntas generales o específicas sobre el mismo para verificar su comprensión.
  • Comprensión de textos orales: escucha de un documento sonoro y preguntas sobre el mismo para verificar su comprensión con ejercicios para decidir si es verdadero o falso o para completar con una palabra, etc.

A la hora de diseñar el conjunto de EdEs de una materia debemos tomar como referencia los objetivos, pero sobre todo los criterios de evaluación, las competencias clave y estándares de aprendizaje de los decretos que regulan las diferentes enseñanzas.

De ahí es de donde hay que partir a la hora de plantearse la unidad y la materia entera.

Otras cuestiones a tener en cuenta:

  • La primera tarea del curso debe ser más fácil para así darle confianza al alumnado y evitar el abandono.
  • Las tareas de las diferentes unidades deben mantener una cierta homogeneidad, evitando proponer en unas unidades tareas muy complicadas o que requieran mucho tiempo y en otras tareas sencillas y muy rápidas, pues desorientamos al alumnado que no sabe a qué atenerse, ni cómo organizar su tiempo.
  • El carácter de las prácticas y tareas debe ser claramente distinto.
  • Se ha de tener en cuenta el tiempo de ejecución de tareas y prácticas y ajustarlo a las horas de las que dispone el alumnado para esa materia.
  • Es fundamental exponer con claridad los objetivos que se persiguen con la tareas y prácticas así como los criterios de evaluación y calificación.
  • Cada uno de estos elementos se evaluan sobre un máximo de 100 puntos y tendrán un peso asignado en la calificación total de la materia.

Para saber más

En el repositorio CREA podemos encontrar un histórico de tareas que, en algunas materias, llega a los 10 años así como una serie de recursos formativos en la sección Documentación, como esta propia guía de estilo .

Artículos de interés: