El saber filosófico: Filosofía y Ciencia

Actividad de Lectura

Atenea y su lechuza

Tetradracma ateniense en Wikimedia Commons,

bajo licencia de Creative Commons.

En el tema anterior hemos visto como la Filosofía nace frente al mito, en un intento de encontrar la Sabiduría. Como dijo Aristóteles (Metafísica, Libro Primero, II):
"Lo que en un principio movió a los hombres a hacer las primeras indagaciones filosóficas fue, como lo es hoy, la admiración. Entre los objetos que admiraban y de que no podían darse razón, se aplicaron primero a los que estaban a su alcance; después, avanzando paso a paso, quisieron explicar los más grandes fenómenos; por ejemplo, las diversas fases de la Luna, el curso del Sol y de los astros y, por último, la formación del Universo. Ir en busca de una explicación y admirarse, es reconocer que se ignora".

La unidad didáctica que estamos trabajando lleva por título precisamente "El saber filosófico". Ahora bien, ¿es la Filosofía un auténtico saber? Para responder a esta pregunta tendremos que esperar a los dos siguientes temas. En cambio, ahora vamos a ocuparnos de una cuestión previa. Tenemos que ver cómo la Filosofía y la Ciencia se han ido desarrollando a lo largo de los siglos, en un intento de aclarar y decidir cómo puedo llegar a saber realmente acerca de algo, de cualquier cosa, como por ejemplo, el movimiento de la Luna y los planetas.


Imagínate a un hombre de la antigüedad, perplejo ante la maravilla del cielo estrellado (cuando no había tanta contaminación lumínica como hoy en día). Los mitos dieron explicaciones válidas durante siglos en diferentes culturas. Pero luego la Filosofía cambió la imagen del mundo. Durante siglos se pensó que la Tierra estaba quieta, inmóvil en el centro del Universo. Pero un grupo de científicos se opuso a lo que hasta entonces era la verdad, y cambiaron nuestra visión del mundo.

Conjunción de la Luna y Venus

Foto de Joaquim Reberté Ferrán en el Isftic,

bajo licencia de Creative Commons.

 

Imagínate ahora (o simplemente recuerda) un bello amanecer. Un hombre de la Edad Media vería como el Sol sale y comienza a girar alrededor de la Tierra. Nosotros no vemos lo mismo (y, sin embargo, la experiencia visual de la que se parte es la misma). ¿Cómo podemos decidirnos?, ¿cómo podemos estar seguros? Pues de eso trata la historia que empezamos a contar ahora.


 

Pre-conocimiento

 

 

A veces las apariencias engañan. El tema del conocimiento y de la confianza en nuestros sentidos proviene de antiguo (como vimos en el tema anterior), pero sigue estando de actualidad. Como ejemplo puedes ver esta presentación donde nos muestran algunas "imágenes engañosas".