5. Al-Ándalus

invasion musulmana

La conquista musulmana de la Península Ibérica
Imagen de José Alberto Bermúdez en Banco de imágenes y sonidos de intef (modificada). Licencia CC BY-NC-SA.
Pulsa en la imagen para ampliarla.

A comienzos del siglo VIII el reino visigodo de Toledo dominaba casi toda la Península Ibérica, a excepción de la franja cantábrica, donde pueblos como los vascones se resistían  a su control. Pero el reino estaba en crisis por las continuas luchas entre bandos de nobles, a las que se sumaban grandes problemas sociales y económicos. En el 710 el rey Rodrigo consiguió hacerse rey por la fuerza, pero una parte de la nobleza visigoda no aceptó su mando.

Esta situación de debilidad fue aprovechada por los musulmanes, que poco antes habían conquistado el noroeste de África (o sea, el Magreb). Tras alguna expedición de saqueo, en el 711 un ejército musulmán dirigido por Tariq desembarcó en Gibraltar. El rey Rodrigo le hizo frente en la Batalla de Guadalete, pero una parte de su ejército lo abandonó y fue derrotado. Algunas fuentes dicen que, de hecho, los musulmanes habían entrado como aliados de los rivales visigodos de Rodrigo.

Tariq era el lugarteniente de Musa, el gobernador musulmán del noroeste de África. En el 712 el propio Musa llegó a la Península con un ejército mayor. Las fuentes históricas para este período no son nada buenas. Pero parece claro que tras la muerte del rey la resistencia del reino visigodo se hundió. Las tropas de Tariq y Musa recorrieron la península de norte a sur y en unos pocos años consiguieron hacerse con el control de todo el reino visigodo. En los años siguientes intentaron conquistar también Francia, pero allí los francos consiguieron detenerlos en la Batalla de Poitiers (732).

La tolerancia religiosa de los musulmanes a cristianos y judíos, estos últimos frecuentemente perseguidos por los visigodos, facilitó la conquista. En la mayoría de los casos los musulmanes sometieron las poblaciones mediante pactos, de forma que estas mantuvieron una amplia autonomía bajo el poder musulmán. De esa forma, los musulmanes se convirtieron en la nueva minoría dirigente, mezclándose en parte con la antigua aristocracia de origen romano y visigodo.

Actividad

En el 711 los musulmanes invadieron la Península Ibérica, aprovechando la debilidad del Reino Visigodo de Toledo, cuyo rey en ese momento era Rodrigo. La invasión fue dirigida por Tariq y Musa. Fue facilitada por la tolerancia religiosa hacia cristianos y judíos y por la firma de pactos con muchas poblaciones hispanas.

Actividad

¿Qué significa al-Ándalus?

Los musulmanes llamaron al-Ándalus a Hispania, o sea, a la Península Ibérica. Con el tiempo el nombre quedó limitado a la parte de la Península bajo poder musulmán. Por eso el territorio llamado al-Ándalus fue reduciéndose a medida que los reinos cristianos del norte conquistaban territorios musulmanes. Los castellanos adaptaron el término a su lengua y llamaron Andalucía a lo que quedaba de al-Ándalus, que en esa época eran los territorios al sur de Sierra Morena. Y así nos quedamos con el nombre.

Conocimiento previo

Dinar del 716
En esta moneda de oro del año 716, escrita en latín y árabe, el término al-Ándalus aparece como la traducción árabe de Spania. Encontramos la palabra al-Ándalus por primera vez en un sello de plomo impreso poco antes de ese año.
Imagen de Classic Numismatic Group, Inc. en Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA.

Pero ¿de donde viene el nombre de al-Ándalus?

El origen del nombre al-Ándalus sigue siendo discutido.

  • La tesis tradicional dice que el nombre hace referencia a los vándalos, que a comienzos del siglo V dominaron parte de la actual Andalucía antes de pasar al norte de África.
  • Otros dicen que viene de una expresión visigoda, que hacía referencia al reparto de Hispania en lotes de tierra entre los visigodos.
  • Otros afirman que alude al Atlántico o al mito de la Atlántida.
  • Finalmente otros piensan que viene del nombre que tenía el sitio en el que por primera vez desembarcaron los musulmanes y que este nombre podría ser anterior a los romanos. O sea, que la Isla de las Palomas, en Tarifa, podría haber dado nombre a toda la Hispania musulmana y a la actual Andalucía.
Eje cronológico de al-Ándalus
Imagen de elaboración propia
Mihrab de la mezquita de Córdoba
La mezquita de Córdoba representa el esplendor del emirato y el califato de Córdoba. El emperador bizantino envió al califa artesanos para realizar los espléndidos mosaicos de su mihrab.
Imagen de BigKuh en Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA.

Hubo Estados musulmanes en la Península Ibérica entre el 711 y 1492. Es decir, al-Ándalus existió durante casi 800 años, prácticamente el mismo tiempo que la Hispania romana. Podemos resumir esa larga Historia diciendo que durante la alta Edad Media al-Ándalus consiguió mantener su unidad y alcanzar su máximo esplendor. En cambio, a partir de la plena Edad Media comenzó a perder poder, como consecuencia de las divisiones internas, las invasiones de nuevos imperios musulmanes del norte de África y la expansión hacia el sur de los reinos cristianos peninsulares.

Si nos centramos en la alta Edad Media, la Historia de al-Ándalus pasó por tres fases:

  • Entre el 711 y el 756 al-Ándalus estuvo bajo el mando de gobernadores enviados por los califas Omeyas. Estos gobernadores establecieron la capital en Córdoba. Con el tiempo, las guerras tribales crearon una gran inestabilidad, que aumentó cuando en el 750 el califato Omeya fue sustituido por los califas abasíes.
  • Entre el 756 y el 929 tenemos el Emirato de Córdoba. Lo fundó Abd al-Rahman I (o Abderramán I, si lo prefieres), un Omeya que logró escapar del golpe de Estado abasí. Abd al-Rahmán I conquistó el poder en al-Ándalus y lo convirtió en un reino independiente desde el punto de vista político. Sin embargo, no se atrevió a desafiar la suprema autoridad religiosa de los califas de Oriente. Por eso se conformó con darse el título de emir. Abd al-Rahmán I y sus sucesores convirtieron el Emirato de Córdoba en un reino próspero y estable.
  • Entre el 929 y el 1031 se da el Califato de Córdoba. En el 929 Abd al-Rahmán III, tras superar una grave crisis política, decidió fortalecer su poder proclamándose califa. Eso significa que ya no reconoce a ningún otro poder espiritual en todo el Islam que esté por encima de él. De esa forma, se convierte en la máxima autoridad política y religiosa de al-Ándalus. El Califato de Córdoba representa el momento de máximo esplendor político, económico y cultural de al-Ándalus. Córdoba se convierte en una de las grandes potencias del Mediterráneo. Pero con el tiempo los califas de Córdoba comienzan a perder poder y vuelven las guerras civiles. A partir de 1031 el Califato se rompe en numerosos reinos independientes, a los que se llama reinos de taifas.

Actividad

La Historia de Al-Ándalus va del 711 a 1492. Durante la Alta Edad Media al-Ándalus permaneció unida y alcanzó su máximo esplendor. Pasó por tres períodos:

  • Entre 711 y 756 estuvo dirigida por gobernadores nombrados por los califas.
  • Entre 756 y 929 se dio el Emirato de Córdoba, fundado por Abd al-Rahmán I.
  • Entre 929 y 1031 se dio el Califato de Córdoba, fundado por Abd al-Rahmán III.

Los musulmanes no lograron conquistar toda la Península. Se resistieron a ellos las poblaciones de las montañas de la franja cantábrica que ya se habían resistido durante siglos al dominio visigodo. Durante la invasión, muchos visigodos buscaron refugio entre estas poblaciones y otros lo hicieron en el reino Franco. De esa combinación de poblaciones surgieron en el extremo norte de la Península diversos núcleos cristianos de resistencia al Islam. Eran sociedades guerreras y rurales, con una economía muy simple. Estos núcleos de resistencia se mostraron pronto como sociedades expansivas, que aprovecharon los momentos de debilidad de al-Ándalus para avanzar hacia el sur y ocupar nuevas tierras. Justificaban esa expansión como una guerra religiosa y como una restauración del reino visigodo de Hispania.

La Península Ibérica en el siglo IX
Imagen de José Alberto Bermúdez en Banco de imágenes y sonidos de intef (modificada). Licencia CC BY-NC-SA.

Vamos a ver cuáles eran estos núcleos de resistencia.

  • En el oeste, la alianza entre indígenas y refugiados visigodos dio lugar al nacimiento del Reino de Asturias, con centro en Oviedo. Con los años se expandió por las actuales Galicia, Asturias y Cantabria y avanzó hasta el Duero, aprovechando que esta región había quedado muy despoblada. En el siglo X la capital se trasladó a León y el reino pasó a llamarse Reino de León. La parte más al este del reino era el Condado de Castilla, cuyos condes tenían una gran libertad de actuación frente a los reyes de León.
  • En el este, el Imperio Carolingio creó en torno a los Pirineos una serie de condados para fortalecer su frontera frente a los musulmanes. Estos condados se integraron en una región fronteriza: la Marca Hispánica. Pero a medida que el Imperio Carolingio entró en decadencia esos condados se fueron haciendo independientes. En el oeste, Pamplona se convirtió en el centro de un núcleo de resistencia que integraba a los vascones y que acabó convirtiéndose en el Reino de Navarra. Durante los siguientes años el Reino de Navarra logró avanzar hasta alto Ebro. En los Pirineos centrales surgieron los condados aragoneses, que ya en el siglo XI se unieron en el Reino de Aragón. Al este nacieron los condados catalanes, el más importante de los cuales es el Condado de Barcelona. Todos estos núcleos comenzaron a avanzar en dirección al Ebro.

Actividad

En el extremo norte de la Península nacieron algunos núcleos de resistencia cristianos a partir de las poblaciones indígenas, exiliados visigodos y el avance al sur de los Pirineos del Imperio Carolingio. Estos núcleos empezaron a avanzar hacia el sur. Los principales son:

  • El Reino de Asturias, que se convierte luego en Reino de León.
  • El Reino de Navarra.
  • El Reino de Aragón.
  • El Condado de Barcelona.

Pregunta de Elección Múltiple

Pregunta

1) ¿A quién conquistaron los musulmanes la Península Ibérica a partir del 711?

Respuestas

A los romanos.

A los bizantinos.

A los visigodos.

Retroalimentación

Pregunta

2) ¿Cómo se llamaba el rey que gobernaba Hispania en el 711 y que fue derrotado en la Batalla de Guadalete?

Respuestas

Rodrigo

Ernesto

Justiniano

Retroalimentación

Pregunta

3) ¿Cómo se llamaban los dos jefes musulmanes que dirigieron las expediciones del 711 y el 712?

Respuestas

Rómulo y Remo

Abd al-Rahmán I y Abd al-Rahmán III.

Tariq y Musa.

Retroalimentación

Pregunta

4) ¿Quién fundó el Emirato independiente de Córdoba?

Respuestas

Abd al-Rahmán I

Abd al-Rahmán II

Abd al-Rahmán III

Retroalimentación

Pregunta

5) ¿Quién fundó el Califato de Córdoba?

Respuestas

Abd al-Rahmán I

Abd al-Rahmán II

Abd al-Rahmán III

Retroalimentación

Actividad desplegable

Relacione cada una de estas frases con uno de los núcleos de resistencia cristianos de la Península (aparecen en el menú desplegable).

1) Se extendió hasta el Duero y cambió su nombre por el de Reino de León. Respuesta: 
2) Se formó en territorios vascones a partir de la influencia carolingia. Respuesta:
3) Se formó ya en el siglo XI a partir de los condados de la Marca Hispánica que había en los Pirineos Centrales. Respuesta:
4) Era el más importante de los condados de la Marca Hispánica que estaban más al este. Respuesta:

Habilitar JavaScript