1.2. La influencia islámica en Andalucía

Suponemos que sabrás que en 1502, pocos años después de conquistar al Reino Nazarí de Granada, los Reyes Católicos decretaron el exilio o la conversión forzosa al cristianismo de todos aquellos musulmanes que hubiera en la Corona de Castilla. 100 años después, Felipe III dictaría la expulsión de todos los moriscos (los descendientes de los musulmanes que se habían convertido al cristianismo para poder quedarse). Se cree que unas 300.000 moriscos fueron obligados a abandonar su casa y marchar a otro reino. 

Se podría pensar que la eliminación hace tantos siglos del elemento humano de origen andalusí debería haber borrado gran parte de la huella islámica que había en nuestra tierra. Aparte de los monumentos, nada de la tradición y del patrimonio cultural andalusí debería haber permanecido en el pueblo andaluz sin la transmisión entre generaciones de los herederos del pueblo andalusí. Nada más lejos de la realidad. Vamos a repasar lo presente que está lo hispanomusulmán en lo andaluz de hoy.

al Andalus escrito en caracteres árabes.
Imagen de Te y kriptonita en Wikipedia. Dominio Público.

-LENGUA Y TOPONIMIA.

Los musulmanes introdujeron el ajedrez en Andalucía.
Imagen en Wikipedia. Dominio Público.

El mismo término Andalucía proviene del árabe. Multitud de nombres de nuestros pueblos, ciudades, ríos y demás lugares tienen su origen en esta lengua, bien adoptándose directamente de ela, bien por la arabización de un topónimo anterior, o bien por la evolución de una palabra latina al arabizarse. Almería, Algeciras, Medina Sidonia, Guadix, Tarifa Guadalquivir... los ejemplos son innumerables. Fuera de la toponimia, se cree que alrededor del 7% del vocabulario de la lengua castellana tiene su procedencia en la terminología árabe. Puede que esta no te parezca una cifra muy elevada pero debes tener en cuenta que en al Andalús no solo se hablaba el árabe, sino que existía un bilingúismo con la lengua romance de origen latino que mantuvieron los cristianos mozárabes y que  acabaron adoptando también los musulmanes. El árabe, que igualmente llegó a ser hablado por musulmanes, cristianos y judíos, era una lengua más usada para ámbitos religiosos y culturales. Palabras tan andaluzas como aceite, babucha, olé o arriate son arabismos.

-FORMA DE VIDA.

Algo que llama mucho la atención al estudiar los textos medievales es observar cómo los habitantes de al Andalus son calificados con los rasgos, actitudes, o el carácter con los que se sigue describiendo a los andaluces de hoy en día.  A los habitantes andalusíes les encantaba disfrutar de la vida y del placer que esta pudiera depararles. Adoraban las fiestas, la cultura, comer y la beber. Esto, en aquellos siglos de fanatismo religioso, digamos que no estaba muy bien visto por mucha gente, por lo que los cristianos del norte o los bereberes que llegaban desde el norte de África realmente no entendían ni simpatizaban demasiado con nuestras actitudes, las cuales consideraban propias de cobardes y libertinos. La verdad es que aquí siembre ha gustado la fiesta. Con cualquier acontecimiento montamos un festejo. Muy conocidas en la época eran las zambras, unas veladas nocturnas que han pervivido a través del pueblo gitano y han acabado asociadas al flamenco. La música siempre estará presente en las celebraciones de nuestra tierra, al igual que la danza.

«-Las fiestas para celebrar las pascuas de Ruptura del Ayuno y de las Víctimas han sido causa de alborotos y escándalos… Cuadrillas de hombres y mujeres circulan por las calles arrojándose aguas de olor, y persiguiéndose con tiros de naranjas, limones dulces y manojos de flores, mientras tropas de bailarines y juglares turban el reposo de la gente piadosa con zambras de guitarras y de dulzainas, canciones y gritos: Se prohíben tales excesos…


Este texto pertenece a las ordenanzas que promulgó el rey nazarí Yusuf para reglamentar el comportamiento de sus súbditos en el siglo XVI. Como comprobarás, el comportamiento de estos no varía mucho del que se puede encontrar hoy en día en algunas fiestas locales.

La zambra es una danza de los gitanos de Granada y Almería que se cree que tiene su origen en al Andalus.
Vídeo extraído de Youtube.
Alfajores.
Imagen de Tamorlan en Wikipedia. Lic. CC.

-GASTRONOMÍA

La gastronomía es otro ámbito donde la herencia hispanomusulmana adquiere una gran importancia. En Al-Andalus gustaba mucho compartir mesa con amigos y familiares. Las comidas representaban actos sociales que servían para estrechar lazos dentro de la comunidad y es ahora cuando se introduce el ceremonial que hoy día seguimos usando a la hora de comer. Se empieza con los entrantes y ensaladas, después se pasa los platos a base de carne y pescado y se termina con los postres. Hasta entonces se servía todo a la vez. Por otro lado, también se ha señalado un  posible antecedente del tapeo en la costumbre de acompañar a los vinos con aperitivos que existía en las tabernas de esta época. 

 Las hortaliza, las legumbres, las frutas, el aceite y los cereales eran la base de la alimentación del pueblo llano andalusí, aunque a veces tambén hubiera sitio para un poco de carne, pescado, leche o queso. En la cocina andaluza de hoy encontramos muchos platos de origen andalusí y algunas de las técnicas de cocina más usadas actualmente provienen de la cultura hispanomusulmana: cocidos, albóndigas, empanadas, gachas, migas, salazones y escabechados o fritos son platos andalusíes que seguimos comiendo en nuestras casas y restaurantes. Otra costumbre de la cocina andalusí que se mantiene es el uso de especies y plantas aromáticas y la mezcla de lo dulce y lo salado, introduciendo los frutos secos y la miel en los guisos.

 Tampoco podemos olvidarnos de la apreciada repostería andalusí de la que, por suerte, seguimos disfrutando. Puestos a destacar, haremos mención a las llamadas "frutas de sartén", es decir, buñuelos, churros, pestiños, piñonates, etc, y a los dulces elaborados a base de harina, azúcar, miel, frutos secos y huevos: mazapanes, turrones, alfajores, tocinos de cielo... Otro postre que debemos a los andalusíes es el delicioso arroz con leche.

 -URBANISMO Y ARTESANÍA.

Por último hablaremos de la huella andalusí que continúa presente en otros aspectos de la vida de los andaluces. Algunas ciudades y pueblos de nuestra comunidad conservan aún su trazado de época musulmana de calles estrechas y asimétricas. Este es la caso, por ejemplo de muchos pueblos de la Sierra de Cádiz. También las casas tradicionales de muchas de nuestras localidades  guardan hoy la estructura de época islámica, distribuyéndose en torno a un patio porticado al que asoman las alcobas. El patio, al igual que en época romana, adquiere vital importancia en la vida cotidiana del ciudadano andalusí, convirtiéndose en eje de la vida familiar. Esta tradición ha llegado hasta nuestros días hasta el punto que la Fiesta de los patios de Córdoba que vimos hace un par de temas, mucho debe de su tradición al pasado musulmán de la capital cordobesa.

En artesanía, seguro que no te suena de nada la palabra zellige pero seguro que al ver las imágenes de abajo sin duda reconocerás haberte encontrado con este tipo de decoración en montones de sitios que has visitado: mosaicos a base pequeñas piedras pulimentadas que forman composiciones geométricas de gran belleza y complejidad. De claras reminiscencias islámicas también es  la cerámica Fajalauza, que seguro que habrás conocido si has visitado la capital de la Alhambra. Y que decir de la taracea granadina, casi todos los hogares andaluces tienen algún objeto decorado con esta técnica de revestimiento.

Imagen de  Ophelia 2 en Wikipedia. Lic. CC. Imagen de  Fabos en Wikipedia. Dominio Público. Imagen de  Fabos en Wikipedia. Dominio Público.

Para saber más

Distintivo de la Ruta de los Almorávides y Almohades en el Castillo de San  Marcos del Puerto de Santa María.
Imagen de Panarria en Wikipedia. Lic. CC.

El Itinerario Cultural Europeo representa una iniciativa del Consejo de Europa mediante la que este organismo concede este distintivo distintivo a aquellasrutas, recorridos y trayectos que aglutinen una serie de valores con el objetivo de crear un vínculo entre los ciudadanos de Europa y el patrimonio cultural. 

Se escogen rutas que unan lugares de especial interés histórico pero no solo como reclamo turístico, sino con la idea de que son patrimonio vivo que nos proporciona el enriquecimiento mutuo del intercambio y la toma de conciencia de una identidad europea común.De este modo, no se busca que la ruta sea solo interesante por su belleza o su antigüedad, sino que también debe ser atractiva por su valor inmaterial y por reflejar la diversidad cultural del continente europeo.

El Consejo de Europa hasta ahora ha designado a 29 rutas europeas con el distintivo de Itinerario Cultural Europeo. Dentro de estas hay cuatro que recorren tierras españolas. Una de ellas es la conocida como el "Legado Andalusí", la cual alcanzó este distintivo en 1997. El objetivo fundamental de este itinerario es la puesta en valor y la difusión del patrimonio cultural hispanomuslmán a través del recorrido de nueve diferentes rutas que recorren los antiguos senderos que se abrieron para comunicar el Reino Nazarí de Granada en el resto de Andalucía, Portugal y Murcia. Caminos que se abrieron para buscar rutas de abastecimiento para la ciudad o porque fueron recorridos por personajes ilustres. Normalmente son itinerarios que la gente ya no usa para desplazarse pero que siguen existiendo. Estas son las rutas de las que hablamos:

  • Ruta del Califato. Transcurre entre Córdoba y Granada atravesando parte de la provincia de Jaén. Cuenta con un gran interés monumental y paisajístico y fue uno de los camino más transitados en la Edad Media.
  • Ruta de Washington Irving. De Sevilla a Granada pasando también por tierras malagueñas. Es el viaje que realizó y describió en 1829 este escritor norteamericano. En época bajomedieval esta ruta era vital para el comercio y unía la Andalucía cristiana con la musulmana.
  • Ruta de los Nazaríes. Parte de las Navas de Tolosa, y se adentra por las tierras de donde era originaria la Casa Nasar, los fundadores de la dinastía nazarí. Destaca por la abundante presencia de castillos y atalayas, así como unos escenarios naturales de gran belleza.
  • Ruta de los Almorávides y los Almohades. 400 kilómetros desde Tarifa a Granada recorriendo por dos vías las costas de Cádiz y la Axarquía malagueña.
  • Ruta de las Alpujarras. Une Granada y Almería a través de esta comarca que, por su aislamiento fue núcleo de resistencia tanto frente al Islam como a los cristianos, llegando a ser el último reducto morisco. Un itinerario de una asombrosa riqueza monumental, arquológica y natural.
  • Ruta de Ibn al Jatib. Al Jatib fue un reconocido polígrafo andalusí que recorrió este camino en el siglo XIV. Va desde Granada a Murcia y sirve para darnos cuenta de los elementos comunes que existen entre ambas comunidades.
  • Ruta de al Idrisi. Se trata del recorrido que realizó este geoógrafo en lel siglo XII. Recorre de Málaga a Granada atravesando la costa de estas dos provincias y el Valle del Lecrín.
  • Ruta de al Mutamid. Va de Lisboa a Sevilla pasando por toda Huelva. Sería la continuación de la de Washington Irving una vez llegado el viajero a Sevilla. Al Mutamid antes de ser rey de Sevilla había sido gobernador de la población de Silves, en el Algarve. Tenéis que entender que Portugal también formó parte de al Andalus.
  • Paseos por Granada. Se trata de visitar todos los parajes de esencia andalusí presentes en la capital nazarí, los cuales son abundantísimos.
En este vídeo extraído de Youtube encontrarás más información acerca de las Rutas del Legado Andalusí.

Importante

Pese a que los descendientes de los musulmanes andalusíes fueron expulsados de la península hace ya bastantes siglos, aún se conservan muchos elementos de la cultura islámica en Andalucía:

  • Multitud de los nombres de nuestros pueblos, ciudades, ríos y demás lugares de nuestra tierratienen su origen en la lengua árabe. Además, el 7% de los términos que usamos hoy día provienen de esta lengua.
  • Los textos históricos nos muestran que el carácter de los andalusíes era muy similar al nuestro, gente alegre amante de la vida y de la fiesta, lo que chocaba bastante con la rigurosidad religiosa de la edad media.
  • En cuanto a la gastronomía, multitud de platos y de técnicas de cocinar de las que hoy usamos se las debemos a los hispanomusulmanes. También el ceremonial que usa hoy todo el mundo para comer lo trajeron los árabes a Andalucía.
  • También debemos a los andalusíes la disposición de muchos de nuestros barrios históricos y viviendas, ciertos elementos decorativos de nuestro edificios y algunos tipos de artesanía que se han mantenido o inspirado en la suya. 

Pregunta Verdadero-Falso

Indica si las afirmaciones que vamos a hacer a continuación son verdaderas o falsas.

Pregunta 1

En al-Andalus toda la población hablaba exclusivamente árabe.

Pregunta 2

Las formas de vida de los hispanomusulmanes no estaban bien vistas por los bereberes almohades que llegaron a la peninsula en el siglo XII

Pregunta 3

Las albóndigas son uno de los típicos platos hispanomusulmanes de la edad media que hoy día seguimos cocinando en Andalucía.

Pregunta 4

La taracea granadina es una técnica de decoración basada en mosaicos de pequeñas piedras pulimentadas que forman motivos geométricos.