1.4. Sistema nervioso en vertebrados

Sabrías reconocer sobre la imagen los siguientes órganos: cerebro, bulbo raquídeo, cerebelo, hipotálamo e hipófisis (esta última pertenece al sistema endocrino pero guarda estrecha relación con el nervioso). Busca en internet la localización de cada uno y realiza la autoevaluación inferior. ¡¡Suerte!!

 


Animación cráneo en Wikipedia bajo licencia CC-BY-SA

El sistema nervioso de los Vertebrados es dorsal y en forma de tubo. Está formado por un tubo que se ensancha en la cabeza del animal formando el encéfalo. Este continúa a lo largo de la zona dorsal (espalda del animal) formando la médula espinal. Al conjunto formado por el encéfalo y la médula espinal se le llama sistema nervioso central (SNC). De él parten los nervios que inervan todo el cuerpo formando el sistema nervioso periférico (SNP).

En la animación inferior puedes ver las características más importantes de cada sistema. Más abajo, te mostramos un resumen con lo más relevante.


Animación y dibujo inferior en Banco recursos del ITE, de Alfonso de Mier y Rosa Leva, bajo licencia CC-BY-NC-SA.

1-Sistema nervioso central (SNC)

Se encuentra protegido por huesos. El encéfalo por el cráneo y la médula espinal por la columna vertebral. Entre ambos se encuentra una capa membranosa: las meninges.

Encéfalo

Las neuronas se disponen en él de forma que los cuerpos neuronales quedan agrupados formando la sustancia gris mientras que las fibras nerviosas (axones) forman la blanca. La sustancia gris del encéfalo se localiza en la periferia mientras que la blanca lo hace en el interior.

 

El encéfalo está formado por el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo.

• El cerebro (a) es la parte más voluminosa. Está dividido en dos partes (hemisferios cerebrales) y su superficie se encuentra replegada (circunvoluciones). Es el encargado de controlar los actos voluntarios, los reflejos visuales y auditivos, y las secreciones glandulares.

• El cerebelo (b) está situado detrás del cerebro. Su misión es controlar los movimientos y el equilibrio.

• El bulbo raquídeo (c) control funciones automáticas, como el latido cardiaco, ritmo respiratorio, tos...

 

Médula espinal (d)

Es un cordón nervioso que se encuentra protegido por las vértebras. A diferencia del encéfalo, en la médula la sustancia gris se sitúa en la zona central rodeada de la sustancia blanca.

La médula realiza dos funciones básicas: trasmitir los impulsos nerviosos, tanto sensitivos como motores, y controlar los actos reflejos.

 

 

 

2-Sistema nervioso periférico (SNP)

Está formado por el conjunto de nervios y ganglios que hay en nuestro cuerpo.

Los nervios están formados por grupos de neuronas protegidos por una envoltura de mielina y tejido conjuntivo.

Los ganglios son zonas más abultadas en las que se agrupan los cuerpos neuronales.

La función del Sistema Nervioso periférico es transmitir el impulso nervioso desde los órganos receptores a la médula o encéfalo, y de éstos, a los órganos efectores (nervios sensitivos y motores).

Atendiendo al órgano al que vaya dirigida la respuesta distinguimos entre:

Sistema nervioso somático: controla órganos de actividad voluntaria.

Sistema nervioso autónomo o involuntario: controla órganos que actúan de forma involuntaria, como el latido del corazón o movimiento del estómago.

Para saber más

El sistema nervioso autónomo se divide en dos subsistemas que, aunque controlan los mismos órganos, realizan acciones antagónicas.

• El sistema simpático que prepara al cuerpo para la acción. Por ejemplo, aumentar el ritmo cardíaco.

 

• El sistema parasimpático que prepara el cuerpo para el descanso y el reposo. Por ejemplo, disminuir el ritmo cardíaco.

 

En el dibujo inferior puedes observar los órganos y aparatos que activa el sistema nervioso parasimpático (izquierda) y el simpático (derecha).

 
 
Dibujo de Proyecto Biosfera bajo licencia CC-BY-NC-SA

 

 
 
 

Los actos involuntarios

Son aquellos que realizamos sin intervención del encéfalo, es decir, que son ajenos a nuestra consciencia, y, por tanto, a nuestra voluntad. Suelen estar controlados por centros de control secundarios, tales como la médula espinal y los ganglios. Dan lugar a lo que llamamos actos reflejos, producidos por muy pocas neuronas que funcionan formando un arco.

Esta característica permite que los actos reflejos ocurran relativamente rápido al activar moto-neuronas sin que estas retrasen la señal al pasar por el cerebro.

 


Dibujo de Proyecto Biosfera bajo licencia CC-BY-NC-SA

Para saber más

En la animación inferior se explican en detalle los distintos pasos que conlleva el acto reflejo.

 

 

 

Animación de Lourdes Luengo bajo licencia CC-BY-NC-SA