2.3.- Identificación de alteraciones del cabello y en el cuero cabelludo con repercusión en los cambios de forma permanente.

Alteraciones del cabello

Las alteraciones del cabello se pueden clasificar, según su origen, en congénitas, si la anomalía se presenta desde el nacimiento, o en adquiridas, si la alteración se desarrolla a lo largo de la vida. A su vez, las alteraciones del cabello, congénitas y adquiridas, pueden ser estructurales, si son displasias que afectan al tallo capilar (tricodistrofias), o pueden ser cromáticas, si son discromías del tallo capilar.

 

Alteraciones estructurales del cabello

Las alteraciones estructurales del cabello son conocidas también con los nombres de displasias pilosas o tricodistrofias. Éstas constituyen un conjunto de anomalías que afectan a la estructura y forma del cabello, es decir, a la morfología del cabello.

Como ya hemos comentado, las alteraciones de la estructura del cabello tienen origen congénito o adquirido. A su vez las adquiridas pueden deberse a una causa interna, como pueden ser anemias, trastornos endocrinos, etc.; o deberse a una causa externa como son los factores climatológicos, mecánicos (cepillados, secadores, etc.) o químicos (tintes, permanentes, etc.).

 

Alteraciones estructurales congénitas

Las alteraciones congénitas del cabello no tienen tratamiento estético puesto que tienen una causa hereditaria. Aunque algunas de estas anomalías sí pueden mejorar su aspecto con un tratamiento estético capilar. Entre las alteraciones estructurales congénitas más frecuentes están:

  • MONILETRIX: (“Cabello arrosariado”) "Monile" significa collar y "thrix" significa pelo. La alteración capilar conocida como moniletrix es un desorden displásico de los cabellos, caracterizado por fragilidad de los mismos y pequeñas pápulas foliculares.Es un trastorno raro constituido por una variación regular del espesor del tallo piloso, dándole al pelo un aspecto arrosariado. Tiene tendencia a romperse prematuramente en los puntos donde es más delgado. Presenta un patrón hereditario autosómico dominante. Se localiza preferentemente en las áreas occipitales, aunque puede aparecer en todo el cuero cabelludo.
  • PILI TORTI: (“Cabello retorcido”). Es una rara alteración del tallo piloso caracterizada por un pelo aplanado y girado sobre su propio eje; están aplastados y rotados a intervalos irregulares a 180º sobre su eje. Esta condición tiene una herencia autosomal dominante. El pelo es normal en el momento del nacimiento y es gradualmente reemplazado por pelos rotados entre el tercer mes y el segundo año de vida. Los pelos afectados son frágiles y se fracturan a 4-6 cm del cuero cabelludo.
  • TRICORREXIS INVAGINADA: (“Cabellos en bambú”). Conocida como pelo de bambú. Consiste en unas deformaciones técnicas y cóncavas del tallo que recuerda al bambú. Son invaginaciones en las que se pueden dar fracturas transversales. Pueden ocurrir de forma traumática sobre pelos normales o ser congénita. Podría deberse a un efecto pasajero de la queratinizacion. Este tipo de pelo es característico del síndrome de Netherton.
  • TRICODISTROFIA: (“Cola de tigre”). Los cabellos son acintados, aplastados o aplanados; muy quebradizos y sufren fracturas limpias denominadas tricosquisis. Esta fragilidad se debe al bajo contenido en aminoácidos azufrados, sobre todo cistina. Con microscopio de luz polarizada se observan zonas opacas y brillantes simultáneamente, y se presentan como bandas pareciéndose a la “cola de tigre”. Esta condición es siempre autosómica recesiva.
  • PELO LANOSO: Característicamente aparece pelo apretado y enrulado en parte o la totalidad del cuero cabelludo. Existe un adelgazamiento simétrico del tallo piloso los pelos son secos, rubios y enrulados en la raza blanca. En personas de raza negra el pelo lanoso es la norma y es heredado en forma Autosómica dominante.
  • SÍNDROME DEL CABELLO IMPEINABLE: (“Pelo acanalado”). También es llamado “Pili trianguli et canaliculi”, ya que a un corte transversal muestra un pelo triangular con una “canaleta” o surco longitudinal, observándolo con microscopio electrónico. Se hereda en forma autosómica dominante. Los cabellos se agrupan en haces que se orientan en distintas direcciones, lo que dificulta el peinado. Puede presentarse de forma localizada o generalizada en todo el cabello.
  • PILI MULTIGEMINI: Son grupos de varios pelos que crecen de una misma matriz y a través de un mismo canal pilosebáceo, aunque cada uno tiene su propia vaina epitelial interna. Se debe a una división de la matriz en varias submatrices.

 

Alteraciones estructurales adquiridas

Las alteraciones estructurales adquiridas se desarrollan a lo largo de la vida y pueden ser ocasionadas a diversas causas, tanto internas como externas.

  • Causas internas: Son de competencia médica. Entre otras citamos, las deficiencias nutricionales, trastornos endocrinos, anemias, etc
  • Causas externas: Provocadas por factores climatológicos, mecánicos y físicos. Las alteraciones producidas por causas externas son las que tratan los profesionales de la peluquería mediante tratamientos preventivos y reestructurantes de la fibra capilar.

 

 A continuación, se describen las alteraciones estructurales adquiridas más frecuentes:

  • TRICONODOSIS: Es una alteración adquirida que se caracteriza por la presencia de nudos en la cabello. Aparece en cabellos maltratados por maniobras bruscas, rozamientos, hábito de revolverse el cabello, etc. Estas maniobras afectarán a cabellos cuya curvatura les predispone a la formación de los nudos. Es más frecuente en personas con el cabello largo y rizado. Puede dar lugar a una ruptura del cabello (tricoclasia) en función del grado de alteración de la cutícula y córtex.
  • TRICOCLASIA: (“aspecto en pincel”) Es una fractura transversal del tallo capilar con bordes irregulares, con un aspecto en pincel. Si la rotura de cabello ocurre en una zona más o menos amplia, puede dar la impresión de ser una placa de alopecia. Puede darse en algunas alteraciones pilosas congénitas, aunque normalmente se debe a traumatismos físicos o químicos. Suele ser la evolución de la ruptura de los nódulos de la tricorrexis nudosa.
  • TRICORREXIS NUDOSA: Es una alteración adquirida muy frecuente. Se caracteriza por la aparición de nódulos en el tallo capilar. Al observarse con el microscopio óptico aparecen como fisuras o fracturas transversales. A microscopio electrónico se observa pérdida de escamas cuticulares y un gran desgaste en las zonas anterior y posterior del nódulo. Aunque puede presentarse en algunos síndromes congénitos, se debe normalmente a agresiones externas. Entre las causas externas que la originan están las permanentes, decoloraciones frecuentes, cepillado intensos con utensilios inadecuados, etc.
  • TRICOPTILOSIS: (“puntas abiertas”) Se trata de una fractura longitudinal en el extremo distal del tallo capilar. La punta del cabello sufre una reducción de células cuticulares llegando, en algunos casos, a quedar expuesta la corteza y fragmentándose, produciendo la fisura. Se puede dividir en dos o tres partes. El grado de afección depende de las propiedades individuales de cada cabello y de las agresiones externas (como erosión ambiental, decoloraciones, etc.) a la que se ve sometido. Es más frecuente en cabellos largos. También se produce en cabellos con otras alteraciones como pili torti, tricotilomania o zonas con dermatitis crónica.
  • PELO EN BAYONETA: Consiste en un afinamiento y una hiperpigmentación del extremo distal del tallo piloso. Se localiza fundamentalmente en la zona de la coronilla. Su causa es una obstrucción del orificio del folículo piloso debida al depósito de escamas de queratina. A veces, acompaña a alteraciones del cuero cabelludo, como la seborrea y la pitiriasis.
  • TRICOMALACIA: Aparece en placas de alopecia. Se caracteriza por folículos con cabellos muy deformados y con la raíz retorcida. Se relaciona con una tracción constante del tallo piloso, debido a peinados tensos o a personas que sufren tricotilomanía (Hábito nervioso que consiste en arrancarse los cabellos)
  • PELO ENFUNDADO: Es una anomalía en la que los tallos capilares están envueltos por una especie de funda, de material blanquecino, que se puede deslizar por el tallo. Este material puede ser interno (restos de vainas foliculares o escamas) o externo (depósito de cosméticos, bacterias, etc.).