8. Curva fuerza-tiempo: concepto, características e identificación

Toda manifestación de fuerza se produce de acuerdo con unas características determinadas, que evolucionan en el tiempo de forma diferente pero pasando por las mismas fases hasta llegar a su máxima expresión. La relación entre la fuerza manifestada y el tiempo necesario para ello se conoce como la curva fuerza-tiempo (C. f-t).

En la figura 2 se muestra la fuerza expresada por un sujeto en relación con el tiempo. En ella se observa cómo se ha alcanzado la fuerza isométrica máxima, es decir, el 100% de la capacidad del ejecutante, pero para ello ha necesitado un tiempo, y la curva ha tenido una determinada pendiente.

El porcentaje de fuerza máxima conseguida y el tiempo necesario para ello son dos puntos de referencia a tener en cuenta a la hora de planificar y controlar el entrenamiento de fuerza.

Ejemplo de curva fuerza-tiempo

Figura 2. Ejemplo de C. f-t (Hakkinen, Alen y Komi, 1984).
Imagen de elaboración propia

 

Dentro de la curva fuerza-tiempo se distinguen tres fases:

  • Fuerza inicial: habilidad para manifestar fuerza en el inicio de la tensión o contracción muscular.
  • Fuerza explosiva: zona en la que se establece una mejor relación entre el incremento de la fuerza aplicada y el tiempo empleado para ello.
  • Fuerza máxima: puede ser isométrica (si la resistencia es insuperable) o dinámica (si existe desplazamiento del punto de aplicación de la fuerza).