Cuadro taxonómico
|__ phylum Porifera

Esponjas


Dibujo de Porifera

Dibujo de Porifera

Las Esponjas o Poríferos (Porifera) son un filo de animales invertebrados acuáticos.

Son mayoritariamente marinos, sésiles (es decir, dotados de algún mecanismo que les permite fijarse a un sustrato) y carecen de auténticos tejidos. Son filtradores gracias a un desarrollado sistema acuífero de poros, canales y cámaras.

Existen más de 5.000 especies de esponjas en el mundo, de las cuales solo unas 150 viven en agua dulce.

Una de las características más sorprendentes de las esponjas es que la mayoría de las células que componen su cuerpo son totipotentes, es decir, pueden transformarse en cualquiera de los otros tipos celulares según las necesidades del animal. Por tanto, se considera que en las esponjas la organización es celular, a diferencia del resto de metazoos cuya organización es tisular (con tejidos). Carecen de verdaderas capas embrionarias.

La forma corporal generalizada de estos animales es la de un "saco" con una abertura grande en la parte superior, el ósculo, que es por donde sale el agua, y muchos poros más o menos pequeños en las paredes, que es por donde entra el agua. La filtración del alimento se produce en la cámara interna del animal, y es llevada a cabo por un tipo celular especializado y único de poríferos, los coanocitos. Estas células tienen una gran similitud con los protozoos coanoflagelados, por lo que hoy hay pocas dudas de que están relacionados filogenéticamente.

Las esponjas, los metazoos más primitivos, tuvieron probablemente un antecesor común con los coanoflagelados coloniales, similares tal vez a los actuales Proterospongia o Sphaeroeca que son simples agregados de animales unicelulares.

Las esponjas son prácticamente incapaces de desplazarse; muchas carecen de simetría corporal y por tanto no tienen una forma definida; las hay que crecen indefinidamente hasta que topan con otra esponja en crecimiento o un obstáculo, otras que se incrustan en rocas, horadándolas, etc. Una especie determinada puede adoptar diferentes aspectos según las condiciones ambientales, como la naturaleza e inclinación del substrato, disponibilidad de espacio, corrientes de agua, etc.

No obstante, recientes estudios han demostrado que algunas esponjas pueden realmente desplazarse sobre el substrato de un sitio a otro, pero dada su extrema lentitud (unos 4 mm al día) el fenómeno había pasado inadvertido.

Esponja fósil [10]

Esponja fósil [10]

El filo Porifera se divide en las siguientes clases, atendiendo a diferencias en el tipo de espículas de su esqueleto:

La clase Sclerospongiae fue abandonada en los años 90. La constituían esponjas que producen una matriz calcárea sólida, similar a una roca, por lo que son conocidas como esponjas coralinas. Las 15 especies conocidas fueron incluidas entre las clases Calcarea y Demospongiae.

Además de las anteriores, se ha propuesto una nueva clase, Achaeocyatha, para un tipo de animales que han vagado sin adscripción filogenética definida durante años, pero a los que en la actualida existe concenso en colocar dentro de este phylum. Tuvieron una corta existencia, de unos 50 millones de años, durante el Cámbrico, y están magníficamente representados en Andalucía en numerosos yacimientos del Cámbrico de las provincias de Córdoba y Sevilla.

Un importante grupo de esponjas primitivas es el que formaron los estromatopóridos, organismos constructores de arrecifes durante el Paleozoico. Comienzan a expandirse durante el Silúrico y alcanzan su mayor relevancia en el Devónico.

El registro fósil de esponjas no es abundante, excepto en algunas localidades concretas. Se conocen fósiles de esponjas desde el Precámbrico superior. Se consideraron plantas hasta que en 1765 se descubrió la existencia de corrientes internas de agua y fueron reconocidas como animales.