1. Lenguaje formal e informal

Figuras conversando

Una buena parte del día nos la pasamos hablando en público, bien de una manera formal, por ejemplo cuando vamos al médico, cuando tenemos que explicarle algo al jefe o en clase, o bien de manera  informal cuando estamos entre amigos o colegas. En este caso nos relajamos y no nos preocupamos mucho de las palabras que usamos.

Cada persona, según la situación en la que se produce la comunicación, decide la manera de expresarse, dependiendo de lo que quiere decir, a quién se lo quiere decir y para qué.

Por ejemplo, cuando hablamos con un amigo usamos nuestro léxico cotidiano e incluso usamos palabras vulgares o muletillas. Pero si nos dirigimos a una persona con la que no compartimos nuestra amistad, nuestro lenguaje se vuelve más rígido e estructurado.

Imagen de Gonzalo Mariátegui en Wikimedia Commons

con licencia CC

Actividad

El lenguaje informal o registro coloquial es el que usamos cuando hablamos con personas con las que tenemos confianza, por ejemplo, amigos o familiares. Es el lenguaje que usamos a diario y es muy expresivo.

Entre las características del lenguaje informal podemos señalar las siguientes:

Chico y chica hablando

Imagen en Banco de imágenes INTEF

con licencia CC

  • Repetición de palabras y de ideas.
  • Poca organización de las frases u oraciones.
  • Oraciones o frases sin concluir.
  • Vocabulario repetitivo.
  • Uso de palabras de moda.
  • Utilización de diminutivos y aumentativos.
  • Uso de "muletillas"
  • Empleo de palabras y expresiones coloquiales.
  • Presencia de interjecciones y enunciados interrogativos y exclamativos.

Actividad

El lenguaje formal es el que se usa en situaciones en las que la relación entre los interlocutores es lejana.

Entre las características del lenguaje formal encontramos:

  • Vocabulario variado
  • Oraciones bien construidas y extensas.
  • Se intenta evitar la repitición de palabras.
  • Correcta pronunciación.
  • Discurso fluido.
Profesor y alumnos en clase
Imagen de Francisco Javier Pulido en Banco de recursos INTEF con licencia CC

Te proponemos esta actividad sobre el lenguaje formal e informal. Recuerda lo que has leído en el tema:

LENGUAJE FORMAL E INFORMAL

También puedes practicar pinchando en ESTE enlace y en ESTE otro.

Rellenar huecos

Lea el párrafo que aparece abajo y complete las palabras que faltan.

Cuando hablamos con nuestros amigos usamos un lenguaje , en el que empleamos un vocabulario y usamos palabras de . Sin embargo, cuando hablamos a un profesor o a una persona que conocemos poco, usamos el lenguaje y con él usamos un vocabulario y evitamos la de palabras.

Habilitar JavaScript

Ya hemos visto que los hablantes de una lengua no siempre hablamos igual. Pero al lado de un lenguaje formal o informal, también encontramos un habla vulgar. El habla vulgar es propia de personas con poca cultura que emplean un lenguaje descuidado, con un pobre vocabulario y con muchos vulgarismos.

Actividad

Los vulgarismos son incorrecciones lingüísticas que usan de forma espontánea las personas con poca cultura.

Los vulgarismos más frecuentes son:

  • Confusión en la pronunciación de palabras parecidas: pómulo por pomo, obelisco por basilisco.
  • Conjugación incorrecta de verbos irregulares: *andó, haiga, rompido.
  • Ultracorreciones por etimología popular: *vagamundo por vagabundo; gomático por neumático
  • Mal disposición en el orden de los pronombres: * me se cayó.

Caso práctico

Localiza los vulgarismos en las siguiente oraciones y escríbelas correctamente:

No semos nada...

Miguel le ha escribido a su novia

Me gusta mucho ese pograma

¡Qué ruido hace la amoto!

Te se va a caer el vaso

Dice de que va a venir