1.1. Las desamortizaciones

El gran problema que padecía España desde hacía varios siglos era el mal reparto de la tierra y el hecho de que estuviera concentrada en muy pocas manos. Para solucionar este problema y de paso lograr otros objetivos, los gobiernos liberales progresistas pusieron en marcha una de las grandes medidas en materia económica del siglo XIX: las desamortizaciones.

Te dejamos esta brevísima introducción general sobre las desamortizaciones para que vayas entrando en materia.

 

Juan Álvarez de Mendizábal.

Archivo de wikimedia commons, bajo licencia creative commons.

Una vez comentados los aspectos esenciales de las desamortizaciones, vamos a explicarte paso a paso las características fundamentales de este proceso:

¿En qué consistieron las desamortizaciones?

Llamamos desamortizaciones a los procesos por los cuales el Estado  expropió y posteriormente vendió en pública subasta las propiedades pertenecientes a los "manos muertas". El Estado les quitaba las tierras (en muchos de los casos, sin indemnización) a la Iglesia y a los Ayuntamientos y las ponía a la venta por medio de un sistema de subasta.  

¿Con qué objetivo se llevaron a cabo?

El principal objetivo era económico: con este sistema el Estado ingresaba una importante cantidad de dinero que venía muy bien a las maltrechas arcas estatales.

Además, era una medida política propia de los liberales que pretendían lograr otros objetivos:

  • Liberalizar la economía con una propiedad de la tierra que pudiera circular sin restricciones.
  • Crear una base de propietarios burgueses que constituyeran el sustento del liberalismo en España, tal y como había ocurrido en otros países.
  • De paso, castigar a una institución, la Iglesia, cada vez más contraria al liberalismo.  
Icono IDevice

Actividad de Lectura

"Señora, vender la masa de bienes que han venido a ser propiedad de la Nación, no es tan sólo cumplir una promesa solemne y dar una garantía positiva a la deuda nacional, es abrir una fuente abundantísima de felicidad pública; vivificar una riqueza muerta, desobstruir los canales de la industria y de la circulación; apegar al país por el amor natural y vehemente a todo lo propio; ensanchar la patria, crear nuevos y fuertes vínculos que liguen a ella; es, en fin, identificar con el trono excelso a Isabel II, símbolo de orden y de la libertad. No es, señora ni una fría especulación mercantil, ni una mera operación de crédito (...) El decreto que vaya a tener la honra de someter a la augusta aprobación de V. M. sobre la venta de bienes adquiridos ya por la nación, así como en su resultado material ha de producir el beneficio de minorar la fuerte suma de la deuda pública, es menester que en su objeto y aun en los medios por donde aspire a aquel resultado, se encadene, se funde en la alta idea de crear una copiosa familia de propietarios, cuyos goces y cuya existencia se apoye principalmente en el triunfo completo de nuestras actuales instituciones".

Juan Álvarez de Mendizábal (1836).


¿Qué razones da Mendizábal da a la regente María Cristina (que reina en nombre de su hija Isabel II) para convencerla de que apruebe el Decreto de Desamortización?


¿Cuáles fueron las más importantes?

A finales del siglo XVIII, Godoy ya había llevado a cabo una importante desamortización que afectó a bienes municipales y de la Iglesia. También se llevaron a cabo algunas desamortizaciones durante las Cortes de Cádiz y el Trienio Liberal. Sin embargo, las dos desamortizaciones más importantes fueron las llevadas a cabo por dos políticos liberales progresistas durante el reinado de Isabel II:

  • Desamortización de Mendizábal: Desarrollada desde 1835 a 1837 se le conoce como "Desamortización eclesiástica" pues afectó a los bienes de la Iglesia, especialmente a los del clero regular. Además de paliar la deuda del Estado se buscaba financiación para la guerra carlista que tenía lugar en aquellos momentos.
  • Desamortización de Madoz: Se inició en 1855 aunque siguió vigente durante varias décadas. Se le conoce también como "Desamortización civil", pues afectó principalmente a los bienes de los Ayuntamientos. En este caso, además del objetivo habitual de reducir la deuda del Estado, se intentó conseguir financiación para el desarrollo del ferrocarril. El volumen de bienes desamortizados fue bastante mayor que en la de Mendizábal.
 

Mapa en el que se muestra el valor de los bienes expropiados en la desamortización de Mendizábal.

Archivo de bachiller.sabuco.com

¿Qué consecuencias tuvieron?

Por desgracia, las desamortizaciones no lograron cumplir con la mayoría de los objetivos que se habían marcado. Es verdad que se lograron algunos ingresos muy necesarios para el Estado y permitió cierto movimiento de la propiedad agraria.

Pero dejó sin resolver grandes problemas: no se acabó con la Deuda Pública; no se creó una amplia base de propietarios, los campesinos salieron muy perjudicados ya que no pudieron acceder a comprar las tierras y se les quitaron aquellas que eran de uso comunal; y gran parte del patrimonio histórico-cultural gestionado por la iglesia quedó muy dañado.

Icono IDevice

Para saber más

Aquí te dejamos un par de enlaces para que conozcas algo más sobre los dos protagonistas de las principales desamortizaciones en España: Juan Álvarez de Mendizábal y Pascual Madoz.

Icono IDevice

Importante

La gran medida política en materia de economía fueron las desamortizaciones.

Estas desamortizaciones consistieron en la expropiación de las tierras de la Iglesia y los Ayuntamientos y su venta en pública subasta.

Con estas desamortizaciones se intentó acabar con la deuda del Estado y liberalizar la propiedad de la tierra.

Aunque se obtuvieron importantes ingresos, no se logró acabar con la deuda del Estado y se provocaron otros problemas no previstos.

Las desamortizaciones más importantes fueron las de Mendizábal y Madoz.


Icono de iDevice AV - Reflexión

Teniendo en cuenta lo que has leído en este apartado y el vídeo que te ofrecemos a continuación, responde a las siguientes preguntas:

 

 
a) Señala qué aspectos positivos y negativos tuvieron las desamortizaciones.