0. EL TRABAJO CIENTÍFICO.

 

   

"Después de todo, ¿qué es un científico entonces?
Es una persona curiosa que mira a través del ojo 
de una cerradura,
la cerradura de la naturaleza,
tratando de saber qué es lo que sucede.”   
                                        Jacques Yves Cousteau
  
 introducción al tema 
 Imagen en Pixabay de Telescopio espacial. Licencia CCO Public Domain 

       

   La ciencia y la tecnología tienen hoy en día una influencia extraordinarias en nuestra sociedad. Esto hace que, para poder entender el mundo y actuar como ciudadanos responsables, debamos adquirir conocimientos científicos. La ciencia y la tecnología afectan a todos los ciudadanos en nuestra vida cotidiana. Cientos de decisiones que tenemos que tomar a lo largo de nuestra existencia están relacionadas con la ciencia, por eso es cada vez más importante tener una cultura científica. Para poder distinguir, entre la multitud de mensajes que recibimos cada día, las informaciones que son fiables de las que no lo son y diferenciar las opiniones de las creencias justificadas científicamente.   

   La ciencia es una actividad humana cuyo objetivo final es mejorar nuestra calidad de vida. Desde los tiempos remotos, la curiosidad científica ha sido una constante que ha estimulado la reflexión y el proceso de aprendizaje a través de la investigación, del ensayo y del error. A lo largo de la historia, hombres y mujeres de todo el mundo han puesto su inteligencia y su trabajo al servicio del conocimiento. Gracias a sus contribuciones, la humanidad puede disfrutar, aún de forma desigual pero progresiva, de una vida cada vez mejor.

   

   Nuestra vida es hoy muy distinta y en muchos aspectos mucho mejor que la de hace unos siglos. ¿Qué explicación tiene esto? La razón está, entre otras, en un largo proceso de conquistas y creaciones científicas, tecnológicas y sociales.  

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento No comercial 4.0

Anterior | Siguiente